retrasos en el año fiscal 2014-2015

Multa de 2,8 millones al ferrocarril británico por su impuntualidad

El regulador independiente acusa al servicio público de defraudar a los usuarios por su falta de eficacia en el transporte

2 min
Estación de tren británica
Redacción
Lunes, 10.08.2015 17:38

El regulador independiente del transporte por ferrocarril británico --la Oficina de Trenes y Carreteras (ORR)-- ha propuesto multar con el equivalente a 2,8 millones de euros a Network Rail, empresa pública dedicada a los ferrocarriles del país, por los continuos retrasos registrados durante el año fiscal 2014-2015.

En el informe sobre la actividad de la empresa propietaria de las infraestructuras ferroviarias de Reino Unido, la ORR ha afirmado que el rendimiento de Network Rail en relación con los servicios de pasajeros estuvo "por debajo" de las expectativas de los usuarios en cuanto a la puntualidad de los trenes.

La percepción de fiabilidad

Desde su punto de vista, la compañía debe "mejorar" la confección de los horarios de los trenes para recuperar la percepción de "fiabilidad" de los pasajeros y evitar los "continuos" retrasos. También ha destacado los "graves" problemas que han provocado interrupciones del servicio y "frustración" entre los viajeros en la estación londinense de London Brigde.

Como solución, la Oficina británica de Trenes y Carreteras ha propuesto al operador ferroviario dos opciones: pagar la multa o compensar económicamente a los pasajeros afectados por los retrasos durante último año.

Petición de disculpas

El director de operaciones de la red de Network Rail, Phil Hufton, ha pedido disculpas a sus clientes por las molestias causadas por la interrupción de los servicios y ha asegurado que la empresa ha invertido más de 15,5 millones en mejorar el rendimiento de los ferrocarriles en el país.

La inversión, que incluye la revisión de los horarios de los ferrocarriles y la instalación de pantallas de información para los pasajeros, entre otras cuestiones, ha dado lugar a una mejora del 12% del rendimiento de la red desde enero de este año, según ha indicado Network Rail en un comunicado.