'Caso Hacienda'

Núñez vuelve a la cárcel

La Audiencia de Barcelona revoca el tercer grado al empresario y ex presidente del Barça

2 min
El empresario y ex presidente del Barça, Josep Lluís Núñez
Redacción
Viernes, 14.08.2015 13:12

Josep Lluís Núñez ha ingresado de nuevo este viernes por la mañana en la cárcel catalana de Cuatre Camins. El empresario y ex presidente de Barça ha cumplido de esta forma la revocación del tercer grado por parte de la Audiencia de Barcelona, un privilegio del que disfrutaba desde el pasado 24 de diciembre.

El octogenario presidente de la inmobiliaria Núñez y Navarro fue condenado a seis años de prisión por el tribunal catalán por los delitos continuados de cohecho y falsedad documental por el denominado caso Hacienda, una causa corrupta que también condenó a tres a funcionarios de la Agencia Tributaria por cobrar mordidas al tener una actitud laxa con las investigaciones que afectaban a la inmobiliaria. Como los hechos delictivos ocurrieron hace más de una década y se produjeron “dilaciones indebidas”, el Tribunal Supremo decidió rebajar la pena a dos años y dos meses.

Primero ingreso en prisión en La Roca del Vallés

Núñez, representado por el prestigioso penalista Cristóbal Martell, no obtuvo el indulto a pesar de su edad porque la causa judicial que le afectaba era un caso de corrupción, un tema muy sensible en estos momentos. Ingresó el 16 de noviembre de 2014 en el centro penitenciario de La Roca del Vallés, pero se pudo beneficiar del tercer grado.

Un juez de vigilancia permanente le revocó el permiso, que le permitía dormir sólo en prisión los días laborables, a finales de febrero. Tomó la decisión porque el empresario no había mostrado un arrepentimiento real de los hechos delictivos que le habían llevado a la cárcel. El escrito del magistrado también reprochaba a la Junta de Tratamiento de la prisión que le facilitara la ventaja en tan poco tiempo y sólo por haber realizado actividades como deportes, cerámica, relajación y clases de catalán, cuando lo normal es que el proceso sea más largo.

La Audiencia de Barcelona ratificó esta conclusión.
Comentar