Autonómicas del 27S

Oriol Soler pilota la campaña de los independentistas de cara al 27S

El empresario y periodista -cercano a ERC- actúa como jefe del 'comité de campaña' de la lista conjunta secesionista. Ha dirigido la polémica campaña 'Ara és l'hora' -investigada por Protección de Datos-, y es conocido por su inaudita habilidad para conseguir subvenciones de la Generalitat

5 min
Oriol Soler

Oriol Soler pilota la campaña de los independentistas de cara al 27S

El empresario y periodista -cercano a ERC- actúa como jefe del 'comité de campaña' de la lista conjunta secesionista. Ha dirigido la polémica campaña 'Ara és l'hora' -investigada por Protección de Datos-, y es conocido por su inaudita habilidad para conseguir subvenciones de la Generalitat

Alejandro Tercero
Sábado, 1.08.2015 03:56

A menos de dos meses para las elecciones autonómicas del 27S, y a pesar de la imagen de unidad que tratan de ofrecer ante la opinión pública, la convivencia entre los partidos y entidades que conforman la candidatura independentista de Junts pel sí no es todo lo fluida que desearían.

CDC y ERC se encuentran en plena batalla para hacerse con el control de la campaña electoral. Pero según ha podido saber CRÓNICA GLOBAL de fuentes internas de la candidatura conjunta, el periodista, empresario y activista Oriol Soler Castanys está actuando en las últimas semanas, de facto, como jefe del 'comité de campaña' de la lista conjunta de cara al 27S.

Soler, aunque es presentado como una persona de perfil transversal del entorno de la ANC y de Òmnium Cultural, es un hombre cercano a ERC. Junqueras habría conseguido de esta forma, al menos inicialmente, compensar de forma parcial el mal negocio del acuerdo con Mas, que le relegó a una posición política irrelevante.

Especialista en recibir subvenciones multimillonarias de la Generalitat

Soler (Ripollet, 1969) es un personaje de largo recorrido en el mundo independentista catalán. Pero, sobre todo, se trata de un empresario conocido en el sector editorial por su inaudita habilidad a la hora de conseguir el favor económico de la administración autonómica.

Es presidente del Grup Cultura 03, que, entre otras publicaciones, edita --o ha editado-- las revistas Sàpiens, Descubrir, Cuina, Nat, La Revista dels Súpers y Time Out Barcelona. Tanto el grupo como las revistas reciben anualmente sustanciosas subvenciones de la Generalitat. El Grup Cultura 03 se fundó en 2004 y en sus primeros cinco años de vida fue agraciado con alrededor de ocho millones de euros en ayudas directas a fondo perdido por parte del Gobierno autonómico, entonces en manos del tripartito. Unas ayudas que continuaron con la llegada de CiU al poder. Y todo eso sin contar la publicidad institucional, ni la producción de programas para TV3.

Algunas de estas subvenciones son de difícil explicación. Por ejemplo la destinada a la revista Time Out Barcelona, que durante los tres años previos a su puesta en marcha -en 2008- fue premiada con 665.160 euros procedentes de la Generalitat.

Su amigo Eduard Voltas, el 'conseguidor'

En mayo de 2007, la Generalitat cedió al Grup Cultura 03 y a Abacus unos terrenos públicos de 9.000 m2 en El Prat para construir sus nuevas instalaciones. Se da la circunstancia de que unos meses antes, el periodista y activista independentista Eduard Voltas había sido nombrado secretario de Cultura de la Generalitat. Voltas trabajó anteriormente para el Grup Cultura 03 y, después de abandonar su cargo en la Generalitat, asumió la edición de Time Out.

Antes, en 2005, Soler y Voltas habían impulsado el Barómetro de la Comunicación y la Cultura, a través de la Fundació Privada Audiències de la Comunicació i la Cultura (FUNDACC). Con la llegada de Voltas a la Consejería de Cultura, la fundación fue agraciada con una subvención de cerca de un millón de euros al año. Tras su marcha y con los recortes aplicados por la crisis, la subvención se redujo sustancialmente y la entidad tuvo que cerrar.

Una subvención de un millón de euros para lanzar el Ara

Soler -como accionista particular- y el Grup Cultura 03, entre otros, impulsaron la creación del diario Ara, cuya línea editorial es abiertamente independentista. A mediados de 2010, unos meses antes de su lanzamiento, la empresa editora del diario recibió una subvención de un millón de euros por parte de la Consejería de Cultura para ayudar a ponerlo en marcha.

A pesar de ello, Artur Mas puso esta iniciativa periodística como ejemplo para los emprendedores. El propio Ara fue más allá y emitió un comunicado en el que criticaba el reparto de subvenciones a la prensa, pero aceptaba el millón de euros recibidos antes de nacer porque “no hacerlo sería dar ventaja a los competidores”.

Una campaña para 'vender' la independencia a nivel internacional

En 2013, el Grup Cultura 03 llevó a cabo la campaña “El món ho ha de saber” (“El mundo lo tiene que saber”), consistente en un crowdfunding (de entre 15 y 50 euros por persona) para enviar el libro 'Catalonia calling' y un DVD sobre la Via Catalana per la Independència a las 14.000 personas “más influyentes del mundo”.

El libro trataba de conseguir apoyos internacionales al proyecto independentista apelando a todo tipo de victimismo. La iniciativa recibió el apoyo de un buen número de administraciones locales catalanas.

Soler, director de la campaña 'Ara és l'hora', de la ANC y Òmnium

En julio del año pasado, la ANC y Òmnium Cultural pusieron en marcha la campaña 'Ara és l'hora' ('Ahora es la hora'). El objetivo era movilizar a la mayor cantidad de personas posible para votar a favor de la secesión en la consulta del 9N. La iniciativa incluyó el reclutamiento de decenas de miles de voluntarios para ir puerta a puerta por toda Cataluña y "elaborar una base de datos de 2,5 millones de personas que afirmen que votarán 'sí' el 9 de noviembre". Es decir, una suerte de censo de 'buenos' y 'malos' catalanes en función de su adscripción ideológica.

El pasado mes de junio trascendió que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado un expediente sancionador contra las entidades organizadoras de esta 'gigaencuesta' por haber recabado datos ideológicos de los ciudadanos sin su consentimiento, vulnerando sus derechos fundamentales. La ANC y Òmnium se exponen a una multa de hasta 600.000 euros.

El director de esta campaña fue Oriol Soler, el mismo que ahora pilota la estrategia electoral de la lista conjunta de CDC y ERC de cara a las autonómicas del 27S.