ACTIVOS SIN RELACIÓN CON BLANQUEO DE CAPITALES

Panamá prolonga tres meses más la congelación del negocio de BPA

El país asumió el control de la filial del banco andorrano a la espera de que el Gobierno del Principado concluya la reorganización de la entidad

2 min
Sede de Banca Privada de Andorra (BPA) en el Principado
Redacción
Martes, 11.08.2015 19:57

El regulador bancario de Panamá ha informado que prolonga otros 90 días la intervención de la filial de Banca Privada d’Andorra (BPA) en el país. También se mantiene como representante legal de la entidad a Jaime de Gamboa, que ejerce de “reorganizador” y “superintendente” de la filial. El ejecutivo está especializado en gestionar entidades en crisis desde el bufete De Gamboa Vélez Asociados, también tiene un perfil docente, escribe libros y es mago ilusionista aficionado.

Panamá mantiene suspendidas las operaciones de BPA en el país “mientras se complete el proceso de reorganización del banco” en el Principado, manifiesta en un comunicado remitido a los inversores.

Operaciones congeladas desde marzo

De Gamboa tiene la potestad de prolongar o anticipar la congelación del negocio de la entidad andorrana en el país. Las operaciones están paradas desde el pasado 15 de marzo, cuando las autoridades panameñas decidieron imitar al Gobierno de Antoni Martí y tomar las riendas de BPA ante la publicación de que el Tesoro de Estados Unidos investigaba la supuesta relación de este banco con el blanqueo de capitales procedente de mafias internacionales.

Según manifestó en ese momento, se procedía a parar el negocio “ante la potencial imposibilidad de BPA a tener acceso real a la mayoría de los activos para hacer frente a las demandas de sus depositantes”. 

Sin relación con activos dudosos

También dejó claro que no existía ninguna evidencia en ese momento de que las operaciones en Panamá --territorio declarado paraíso fiscal a finales de 2014-- de la entidad andorrana estuvieran comprometidos en los supuestos actos ilícitos. Tampoco han encontrado evidencias de esa relación en los cinco meses que han pasado desde la intervención.

El concurso de acreedores de BPA en el Principado sigue los trámites burocráticos de la liquidación, que pasa por traspasar los activos limpios a una sociedad de nueva creación, Vall Banc. Los fundadores de la entidad, la familia Cierco, han recurrido ante la justicia la intervención y valoración por parte del Gobierno del Principado del banco. Los tribunales, por el momento, no se han pronunciado sobre esta demanda.