Reforma de la Constitución

Rajoy: "Los independentistas catalanes no se van quedar contentos con ninguna reforma constitucional"

El presidente del Gobierno abre la puerta a modificar la Carta Magna la próxima legislatura para “aclarar de una manera más entendible” la distribución competencial

4 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Alejandro Tercero
Sábado, 8.08.2015 03:50

“No se van a quedar contentos los independentistas catalanes con la reforma de la Constitución Española que se pueda hacer en las Cortes porque lo que quieren ellos es la liquidación de la soberanía nacional, y ninguna reforma de la Constitución se va a plantear con esos parámetros”.

Así de contundente se ha posicionado este viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al ser preguntado sobre una posible posición favorable del PP a reformar la Carta Magna, tal y como avanzó este jueves el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

“Yo no me niego a una reforma de la Constitución”

En todo caso, esta es la primera vez que Rajoy ha hablado con toda claridad de afrontar una reforma constitucional, una demanda insistente por parte del PSOE. “En la próxima legislatura habrá que hacer cosas, y yo no me niego a una reforma de la Constitución”, ha señalado el presidente del Gobierno tras reunirse con el Rey en Marivent.

Esa reforma podría apuntar al “tema de la sucesión a la Corona” y a “algunas cosas del título octavo” que sirvan para “aclarar de una manera más entendible las competencias entre las CCAA y las Cortes Generales”.

El dictamen del Consejo de Estado como referencia

Rajoy incluso ha recordado que “hay un dictamen magnífico del Consejo de Estado bajo la presidencia de Rubio Llorente, donde hay claves, ideas, afirmaciones” sobre el que “se puede hablar y debatir”.

Pero ha dejado claro cualquier cambio de ese tipo requiere “el máximo consenso” porque esta “no es una cuestión de uno ni de dos partidos, sino de una gran mayoría de los partidos”. Y ha subrayado que la Constitución incluye “la garantía de los derechos fundamentales de los ciudadanos, la igualdad de oportunidades, la unidad y la soberanía nacional”.

Rechazo de CDC, Catalunya sí que es pot y C’s

En los últimos meses el PP ha rechazado en diversas ocasiones la propuesta del PSOE de reformar la constitución en un sentido más federal. Sin embargo, el jueves Catalá abrió la caja de los truenos al mostrarse partidario a cambiar la Carta Magna para “definir mejor” las competencias de las CCAA y de la Administración General del Estado.

El planteamiento del ministro de Justicia no fue bien recibida por el resto de partidos, especialmente en Cataluña. El número dos de CDC, Josep Rull, la tildó de “escándalo” por considerar que se trata de “blindar las competencias del Estado sobre las de las CCAA”. “El día que abran la Constitución el PP o el PSOE no será para avanzar en más competencias o más reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña”, indicó.

De igual forma, el líder de Catalunya sí que es pot, Lluís Rabell, califió la propuesta del PP de “recentralizadora”, retrógada” y “liberticida”. Y la candidata de C’s a las autonómicas del 27S, Inés Arrimadas, aseguró que la posición del PP tiene “poca credibilidad” tras cuatro años de gobierno con mayoría absoluta en los que “no han hecho nada”.

Discrepancias en el seno del PP

Tampoco parece que en el seno del PP estén muy por la labor de impulsar la reforma constitucional. El vicesecretario sectorial del partido, Javier Maroto, ha señalado que “abrir, sin más, el debate de la reforma de la Constitución en este momento puede servir también para que quienes quieren destrozarla se agarren a él como una excusa”.

Borja Semper, portavoz popular en el Parlamento autonómico del País Vasco, ha considerado que esta cuestión no está “en la agenda inmediata del PP”. Una opinión compartida por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Mientras que la líder popular en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, puso como condición conseguir un consenso “superior” al logrado en 1978.

La mayoría de los españoles rechaza modificar el modelo territorial

Además, PP y PSOE chocan con una realidad inapelable: los españoles, de forma mayoritaria, no son partidarios de modificar el actual modelo territorial español, como reflejan las encuestas del CIS.

De hecho, en caso de abrirse el melón de la reforma, la mayoría optaría preferentemente por reducir las competencias de las CCAA, lo que no que serviría para calmar a los nacionalistas e independentistas, y echaría al traste el principal motivo esgrimido por los partidarios del cambio constitucional.

Comentar