Romeva afirma que se podrá tener la nacionalidad española en un eventual Estado catalán

El cabeza de lista de Junts pel Sí asegura que no obligarán a nadie a cambiar "situaciones adquiridas socialmente" como "ser seguidor de la Roja"

2 min
El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva
Redacción
Martes, 25.08.2015 10:50

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha asegurado que en un eventual nuevo Estado catalán "no se obligaría a nadie a renunciar" a la nacionalidad española ni a dejar de ser seguidor "de la Roja".

En una entrevista en Efe, el ex dirigente de ICV ha rechazado los "discursos del miedo" y ha señalado que es "muy importante explicar" que cambiar el estatus jurídico de Cataluña con una secesión "no supondría prácticamente nada" a nivel "personal" y "práctico".

Ser seguidor de la Roja y cobrar las pensiones

"Si usted quiere seguir siendo español viviendo en Cataluña, o incluso si me apuras seguir estando vinculado al régimen fiscal o las pensiones a nivel del Estado español, lo podría seguir haciendo", ha reafimado Romeva.

El ex ecosocialista ha relatado que "a nadie se le obligará ni a asumir la nacionalidad catalana ni a hacer cosas que desde el punto de vista de situaciones adquiridas socialmente haya adquirido en el caso español".

"Uno podrá seguir siendo español viviendo en Barcelona, e incluso seguidor de la Roja, si quiere, como hoy tenemos mucha gente que es francesa, británica u holandesa, que vive en Barcelona y sigue manteniendo su nacionalidad de su estado de origen", ha manifestado.

El castellano, lengua oficial

Preguntado sobre si el castellano seguiría siendo oficial en caso de independencia, Romeva ha respondido que "es impensable otra cosa que no sea normalizar lo que es una lengua normal".

El candidato de Junts pel Sí ha recordado que el "problema" no existe ahora con el castellano, sino con el catalán, que pese a tener rango de lengua oficial en Cataluña junto al castellano, "hoy no es una lengua de ámbito normal y universal en todos los sectores".

"Eso cambiaría, porque obviamente en todos los ámbitos de la administración el catalán sí sería una lengua oficial y obligatoria en las instituciones, algo que ahora no pasa", ha sentenciado.

Comentar