"¡Sigue el dinero!"

4 min
Martes, 11.08.2015 02:06

Que los números dicen mucho más que las palabras es algo que todo el mundo debería tener en cuenta. Cuando nuestros ínclitos políticos están aburridos, o no tienen nada mejor de lo que hablar, siempre se refieren a una serie de temas recurrentes como pueden ser el aeropuerto de La Seu-Andorra, el monorraíl por encima del río Valira, el Casino, el proyecto de aeropuerto en La Rabassa y/o el Grau Roig, hacer llegar el tren hasta la Plaza de las Arcadas y otros temas parecidos. Simplemente hay que ir a los presupuestos del Estado, verificar si hay partida para alguno de estos temas, y seguir con tus labores en la plena convicción de que nada de eso se llevará a cabo.

Tras casi cinco meses del INFAME 10 de marzo y habiéndolo seguido minuto a minuto, uno puede perder desde la objetividad hasta la perspectiva, pero nunca el convencimiento de la canallada realizada. Con el fin de poner un poco de distancia, nada mejor que hablar con gente ajena al tema y con la suficiente experiencia y conocimientos para que puedas dar por válida su opinión. Es por ello que me puse en contacto con un amigo de la infancia, miembro de la única saga familiar de grandes banqueros que ha dado Cataluña -la estructura accionarial del banco verde es suya por mucho que el personal lo asimile a La Caixa- y hoy en día presidente de unos de los mejores bufetes de abogados de España.

Una vez expuesta mi humilde opinión y aportada toda la información que ha pasado por mis manos, su respuesta fue simple: "¡Sigue el dinero!". "Se han liquidado dos entidades solventes en base a informaciones no contrastadas, o falsas, con un grave perjuicio para unos (que supongo quiénes son) y beneficio para otros (que desconozco). Saludos".

Siguiendo su magistral respuesta y línea argumental, me pregunto:

1) ¿A quién o quiénes ha podido beneficiar todo esto?

A nadie, y me explico: puesto que las informaciones no fueron nunca contratadas y, además, eran falsas, los números que, supuestamente, barajaron, no resultaron ser los previstos. (Hay que recordar que al principio del principio de la INFAMIA, los números que se barajaban era del orden de 3.000.000.000 ó 4.000.000.000 de dólares de venezolanos, carteles de Sinaloa, chinos, rusos y otros malos malísimos, y 500.000.000 de euros de la familia Pujol. Pues bien, nada de nada. Todo su gozo en un pozo... ¡La de parches que se podrían haber tapado con todo ése inmenso botín!

2) ¿A quién o a quiénes ha perjudicado todo esto?

A todos, y me explico:

a) A los accionistas porque en su torticero plan, además de causarles en un principio un grave perjuicio económico, se les pensaba rematar obligándoles a asumir unos costes demenciales y cualquier cosa que se les pasara por la cabeza, que para eso tienen la “facultad” de legislar a su medida.

b) A los clientes, haciéndoles en primer lugar un “corralito” y en segundo lugar una quita sobre sus propio dinero.

c) A los trabajadores, llevándolos a situaciones límite y jugando con su dignidad al alargar día a día, semana a semana y mes a mes su agonía.

d) Al resto de entidades. El día que a alguna de nuestras ínclitas autoridades les vuelva el sentido común, que digan la verdad sobre la cantidad de dinero que se ha evaporizado del Principado.

e) A la plaza, no plaza, financiera andorrana. En palabras de uno de los mayores gurús de España: "Andorra is finished".

Recuerden que todo esto empezó porque el Govern de Andorra intervino BPA al ser considerada por el FiNCEN “una institución financiera de preocupación en materia de blanqueo de capitales” y que Joan Pau Miquel está retenido en La Comella por "un delito continuado de blanqueo de dinero"...

Artículos anteriores
¿Quién es... Juan Carlos Gaeta?
Juan Carlos Gaeta
Analista y asesor andorrano.