Cotización Ibex 35
La mayor operación empresarial en el continente

Sol Daurella se convierte en la gran dama de Coca-Cola en Europa

Nace Coca-Cola European Partners, la gran embotelladora en el continente presidida por la empresaria española y con el 34% de su capital en manos de la filial española

4 min
De izquierda a derecha, el presidente ejecutivo de The Coca-Cola Company, Muhtar Kent; la presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella; y el consejero delegado, John Brock
Cristina Farrés
Jueves, 6.08.2015 14:13

Sol Daurella se ha convertido en la presidenta de la mayor embotelladora independiente de The Coca-Cola Company a nivel global en términos de ingresos netos, la nueva Coca-Cola European Partners.

La central de Atlanta presionó para conseguir la fusión anunciada este jueves entre la tres empresas que operaban en Europa Occidental: una de sus filiales, Coca-Cola Enterprises; el grupo que operaba en Alemania, Coca-Cola Erfrischungsgetränke, dirigido por Ulrik Nehammer; y la compañía española controlado por los Daurella, Coca-Cola Iberian Partners.

Sede en Londres

El principal motivo de la operación es el ahorro de costes. Calculan que llegarán a los 321 o 344 millones de euros antes de impuestos “en los tres años siguientes al cierre de la operación”, según la nota en la que anuncian la operación.

Coca-Cola European Partners se constituirá en Reino Unido --la firma asegura que es “uno de sus principales mercados”-- y tendrá sus oficinas centrales en Londres. Cotizará en tres mercados: Ámsterdam Euronext, New York Stock Exchange y la Bolsa de Madrid.

La compañía alemana renuncia al accionariado

En el reparto del capital del nuevo grupo, la filial alemana se diluye. Los socios han dado el visto bueno a la integración del negocio, pero renuncian al canje de sus títulos por una participación en la nueva sociedad. De este modo, el grupo español se convierte en el único socio individual de la embotelladora europea. Controlan el 34% del capital.  

A su vez, los Daurella, al ser socios mayoritarios de la empresa española, se hacen con casi el 19% de la nueva filial europea.

Emisión de deuda

La central de Atlanta controlará el resto, el 18% de forma directa y el 48% restante a través de la sociedad Coca-Cola Enterprises. Este último implica una operación de disolución completa del capital: los actuales accionistas de la compañía recibirán un título del nuevo operador por uno de los que ya tienen en propiedad y un pago adicional único en efectivo de 13,31 euros por cada uno de ellos.

La embotelladora europea deberá ejecutar una emisión de deuda para hacer frente a una prima en efectivo que alcanzará aproximadamente los 2.700 millones de euros.

Previsiones económicas

Los responsables de la fusión estiman que los ingresos netos al cierre del 2015 alcanzarán los 11.500 millones de euros, unos beneficios antes de impuestos (Ebitda) de 1.900 millones, y unas ganancias operativas de casi 1.500 millones.

Coca-Cola European Partners prevé que la tasa impositiva esté entre el 26% y el 28%. En cuanto a la deuda neta, prevé que sea de unas 3,5 veces el Ebitda (6.650 millones) y se marcan como objetivo reducirlo hasta 2,5 veces (4.750 millones) en dos ejercicios.

En cuanto a la retribución a los accionistas, aseguran los dividendos se moverán en el rango del 30% al 40% del beneficio neto “a lo largo del tiempo”.

Dirección del grupo

Daurella encabezará un consejo de administración comprendido por 15 ejecutivos. Su mano derecha será el hasta ahora presidente ejecutivo de Coca-Cola Enterprises, John Brock, que ocupará el cargo de consejero delegado en la nueva sociedad.

El antiguo consejero delegado de la embotelladora alemana, Damian Gammell (actualmente en el negocio de Reino Unido), se incorporará a la cúpula de la compañía cuando la operación sea efectiva como director de operaciones. El director financiero de Coca-Cola Enterprises, Manik (Nik) Jhangiani, ocupará el mismo cargo en el grupo de nueva creación y el director general de la sociedad española, Victor Rufart, será el encargado de controlar todo el proceso como jefe de integración.

Más de 50 plantas

Coca-Cola European Partners nace con 50 plantas y unos 27.000 empleados. Dará servicio a una población de más de 300 millones de personas en 13 países: España, Andorra, Portugal, Islandia, Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Luxemburgo, Mónaco, Noruega y Suecia.

Han participado múltiples asesores financieros, legales y fiscales en la operación. En el caso de Coca-Cola Iberian Partners, Daurella ha confiado en el banco donde trabaja su marido, Rothschild, para ejercer de asesor financiero. Carles Villarubí es actualmente vicepresidente de la entidad en España. En el apartado legal, ha trabajado con Allen & Overy LLP y Uría & Menéndez.

Comentar