Cotización Ibex 35
Reunión urgente con el Ayuntamiento

Nueva agresión de 'manteros' a la Guardia Urbana de Barcelona

Los agentes presentan heridas leves y uno de los cuatro vendedores que han protagonizado la agresión ha sido arrestado

2 min
Redacción
Domingo, 16.08.2015 18:15

La Guardia Urbana de Barcelona ha denunciado este domingo otro ataque por parte de manteros de la ciudad. Según el sindicato mayoritario de policías locales, cuatro vendedores ambulantes han agredido a dos agentes que estaban patrullando por la milla de oro de la capital catalana, Passeig de Gràcia, donde se concentran los establecimientos de lujo.

Los cuatro vendedores de top manta han agredido a los dos policías por la espalda y han salido corriendo, según la versión difundida. Sólo han podido detener a uno de ellos.

Los dos agentes han resultados heridos leves.

Encuentro urgente con Colau

Los representantes laborales de la Guardia Urbana de Barcelona insisten en pedir un encuentro urgente con el equipo de Ada Colau para atender las últimas agresiones que han sufrido por parte de este colectivo.

Este sábado ya denunciaron que los manteros han incrementado su violencia tras otra agresión perpetrada el viernes en la que cinco agentes del cuerpo resultaron heridos. Fueron apedreados por otro grupo de vendedores en un operativo ordinario que pretendía acabar con la actividad ilícita. Los policías municipales denunciaron que se trataba de una acción premeditada y que los agresores tenían preparadas las piedras.

Protocolo de actuación

También reclaman al Ayuntamiento de Barcelona un protocolo de actuación claro para perseguir la venta ambulante ilegal que prolifera durante el verano.

El colectivo recela de la actitud hasta la fecha de la alcaldesa y de sus afirmaciones públicas de que la solución para parar la venta ilegal en las calles pasa por la vía social y no sólo por la actuación de los agentes.

Los incidentes se han incrementado después de la muerte de un ciudadano senegalés a principios de la semana pasada en Salou al caer de la ventana de su domicilio en el transcurso de una inspección policial.

Comentar