tras la salida del Gobierno

Wert cobrará 10.000 euros al mes en el cargo que le ha dado Rajoy

El Presidente lo ha nombrado delegado de España ante la OCDE, donde desde hace unos meses está destinada la esposa del exministro

2 min
José Ignacio Wert y Montserrat Gomendio cuando trabajaban juntos en el ministerio
Redacción
Sábado, 1.08.2015 11:50

El polémico José Ignacio Wert, probablemente el ministro de Educación más controvertido de la España democrática, cobrará unos 10.000 euros cada mes como delegado de España ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De esta forma, el sociólogo ocupa un cargo que habitualmente desempeñan diplomáticos y economistas, y podrá vivir en París, donde tiene la sede este institución internacional y donde ya reside su actual esposa y exsecretaria de Estado de su ministerio, Montserrat Gomendio, que desde hace unos meses es directora general adjunta de Educación de la OCDE.

La mayor parte del Gobierno, en contra

El nombramiento se habría producido a petición de Wert y a él se habría opuesto una buena parte del Gobierno, según publica El Mundo. El exministro procuró numerosos dolores de cabeza a Mariano Rajoy a propósito de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y de toda su gestión, que le llevó a enfrentarse con la práctica totalidad de las comunidades autónomas y de los colectivos de afectados por las decisiones de su departamento.

El exministro le había pedido al presidente del Gobierno que le nombrara como sustituto de Ricardo Díez-Hochleitner, que estaba a punto de dejar vacante el cargo, en cuanto Gomendio se trasladó a París.

El presidente quiso enfríar el nombramiento

Rajoy, a la vista de la oposición que suscitaba en el propio Gobierno, dejó enfriar el asunto y, en el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones, el viernes pasado, “coló” el nombramiento para ver si pasaba desapercibido.

Wert y su esposa ocuparán un apartamento de 500 metros cuadrados de la lujosa Avenida Foch de París. Dispondrá de chófer, personal de servicio y un suculento sueldo --unos 10.000 euros al mes-- que casi duplica el del propio presidente del Gobierno, más gastos de representación.

Para desempeñar su trabajo ante el organismo internacional, el delegado español contará con el apoyo de dos diplomáticos y 11 consejeros de los ministerios.

Comentar