Albiol, más fiable que los 'gadgets' populares

La funda 'ecológica' para iPhone, un símbolo de la 'era Camacho'

3 min
Gadgets.
Sergio Fidalgo
Jueves, 17.09.2015 12:23

La vida del votante concienciado es dura. Uno va a escuchar a su candidato preferido y le pueden llenar de chapas que se oxidan a la primera, caramelos cuyo sabor oscila entre lo malo y lo peor, y lápices de colores para los niños de esos que cuando intentas sacarles punta se van consumiendo sin conseguirlo.

Reconozco que en los últimos meses he disfrutado de un rompecabezas con el logo de Unió que, más que de cartón, era de papel de fumar. O de bolígrafos de C’s con una vida media de cinco minutos y treinta segundos antes de perecer en un mar de tinta en mis manos. O de ‘tattoos’ (en mi infancia, calcomanías) con el logo de Junts pel Sí que, por suerte, desaparecían al primer lavado...

Una alegoría de Sánchez-Camacho

Pero reconozco que lo de la funda ecológica (vamos, de cartón) para iPhone es algo que me ha superado. Adornada con el lema Sánchez-camachiano ‘Som gent legal’ i ‘Som 47M’, este gadget es un canto a la valentía y al arrojo de los militantes y simpatizantes populares allende las cuatro provincias (demarcaciones, para los de Junts pel sí) catalanas.

Porque hay que tener lo que hay que tener para ‘proteger’ tu valioso y caro iPhone con una funda que es toda una alegoría a la solidez del proyecto que Sánchez-Camacho ha defendido en los últimos años para Cataluña. Si se puede pasar de un año para otro de aprobar los presupuestos a Mas a envolverse con la bandera de España, uno puede creer que esta funda ‘protege’ el móvil. Es sólo cuestión de fe.

Albiol, al rescate

Por suerte para las expectativas del puente de mando de los populares, García Albiol ha demostrado con su gestión al frente del Ayuntamiento de Badalona que es más fiable que el merchandising que su partido reparte para seducir a los votantes. Y que todavía pueden soñar con la remontada, porque el ex alcalde cuenta con un mensaje claro y rotundo (cuando Margallo no interfiere, claro).

Queda claro que quien vaya a escuchar al candidato popular lo hará para escuchar las propuestas que tiene para gestionar Cataluña y para detener el proceso secesionista de Artur Mas y sus mariachis. Porque como le regalen la funda ‘ecológica’ o el todavía más sólido ‘llavero con moneda de plástico que parece una ficha de parchís pero sirve para el carro de la compra’, puede salir huyendo.

Albiol tiene mucho trabajo a partir del 28 de septiembre. Por ejemplo, mejorar el merchandising ‘popular’. Un honesto pin o un bolígrafo que no llene las manos del votante de ríos de tinta es más que suficiente. Los experimentos, con gaseosa. Y Albiol ha demostrado que es un buen reserva y que es mejor beberlo solo.