Alfred Bosch mantiene su escaño en el Congreso tres meses después de entrar en el Ayuntamiento de Barcelona

El líder de ERC en la capital catalana no ha renunciado a su representación, ni a su salario, en la Cámara Baja a pesar de estar ausente de ella desde el pasado febrero

3 min
El líder de ERC, Alfred Bosch, en una imagen de archivo en el Congreso
Toni Bolaño
Domingo, 13.09.2015 20:54

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, entró formalmente en el pleno de la capital catalana el pasado 13 de junio. Sus nuevas responsabilidades como líder de los republicanos en la ciudad le impiden ejercer la tarea que desarrollaba hasta la fecha en el Congreso de los Diputados como portavoz del partido, pero no le han frenado a mantener tanto el escaño como la retribución de la Cámara Baja.

Bosch cobra el salario de diputado (2.900 euros brutos), las dietas de desplazamiento (1.800 euros brutos) y una retribución adicional como portavoz en la Comisión Constitucional. Fuentes cercanas al político en el Congreso aseguran que su dimisión está pendiente de “solventar unos trámites”. Con todo, la burocracia no es un problema para las diputados de las Cortes. Basta con entregar una carta de dimisión y la declaración de bienes e intereses, indican otros interlocutores en la Carrera de San Jerónimo.

Fuera del Congreso desde febrero

Públicamente, Bosch aseguró que dejaría de ser el jefe de filas de ERC en el Congreso el mismo día en que se incorporó al Ayuntamiento. Las obligaciones de la campaña electoral de las pasadas municipales y las primarias que ERC celebró previamente le alejaron de facto de las Cortes desde febrero.

El político no ha manifestado abiertamente en los últimos tres meses que hubiera renunciado al escaño. Tampoco ha hecho ninguna mención a si ha renunciado a alguna de las dos retribuciones que tiene asignadas, la del Congreso y la del Ayuntamiento.

Rectificación en el Congreso

El mantenerse como portavoz en el Congreso de los Diputados propiciará situaciones bizarras como que en el próximo pleno que se celebre en la Cámara Baja, el de los presupuestos, el presidente, Jesús Posada, lea una rectificación en nombre de Bosch en la que se retracta y pide disculpas por haber acusado erróneamente de corrupto al alcalde del PP de Alcobendas (Madrid), Ignacio García de Vinuesa.

El líder de ERC cumplirá así la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 72 de Madrid que le condenó a rectificar las acusaciones vertidas contra el primer edil del municipio en noviembre de 2014. García Vinuesa fue acusado de corrupción por el PSOE de la capital en 2011. La causa fue archivada por la justicia de Alcobendas poco después de su declaración al considerar que no existían “datos objetivos” que sustentaran la apertura de una causa.

García de Vinuesa interpuso una demanda contra Bosch y ganó. La sentencia se acatará, pero uno de sus protagonistas no estará en el hemiciclo en el momento en el que se lea la disculpa.
Comentar