Alierta apela al sentido del negocio de los empresarios catalanes para que no apoyen a Mas

El presidente de Telefónica advierte de que las ventas a España caerían en torno a un 25% y que el déficit comercial con el exterior aumentaría

2 min
César Alierta (I) con el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, en un acto celebrado esta mañana en Madrid.
Redacción
Lunes, 21.09.2015 16:03

César Alierta, el presidente de Telefónica, se ha sumado hoy a la relación de personalidades del mundo de la economía que se manifiestan contra una eventual secesión de Cataluña. Y lo ha hecho apelando al negocio de las empresas catalanas: “Que cada uno haga sus números, a ver si le interesa seguir vendiendo o no”.

"Cada uno tiene que ver qué es lo que vende al resto de España y al resto del mundo y que haga números, a ver si le interesa seguir vendiendo o no", ha señalado Alierta en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en un acto en la Casa de América de Madrid.

No es miedo, sino realismo

"¿Pero qué campaña de miedo? Es una campaña realista. Quiero lo mejor para los catalanes y lo mejor para los catalanes es seguir en España. Los efectos económicos de una supuesta independencia de Cataluña, que no se va a dar, son súper negativos. Es inviable", ha afirmado respondiendo a quienes ven en advertencias como la suya una intimidación.

Según ha avisado, "en todos los procesos de separación el flujo comercial baja un 25% y si el flujo comercial baja, aumenta el paro, y si aumenta el paro, baja la recaudación, y si baja la recaudación, las pensiones hay que bajarlas y también el gasto público social".

Superávit con España

Alierta ha recordado que las empresas catalanas tienen un superávit comercial del 10% con el resto de España, pero un déficit del 5% con el resto del mundo. Cifras que se alterarían gravemente en caso de una separación.

A la pregunta de por qué cree que ha tardado tanto en reaccionar la patronal catalana en torno al proceso soberanista en Cataluña, el presidente de Telefónica se ha encogido de hombros y se ha limitado a señalar que "todo tiene su 'timing'".

Los empresarios intervienen

El presidente de la primera multinacional española se ha incorporado hoy a la cadena de pronunciamientos que han venido haciendo en los ultimos días los máximos representantes del mundo empresarial español.

Como informó CRÓNICA GLOBAL la semana pasada, se trata de una estrategia a la escocesa diseñada para contrarrestar la propaganda nacionalista que trata de minimizar los efectos de una separación de España en la actividad económica del país.

Comentar