Cerrando Diada

3 min
Viernes, 11.09.2015 23:00

A estas horas ya habrá acabado la Diada. Seguramente podemos decir que es uno de los actos más institucionales e institucionalizados del mundo. Fue literalmente 'fabricada' hace más de un siglo por la burguesía catalanista. Bien es cierto que sobre hechos reales sucedidos un par de siglos atrás. Aquellos donde el gran mártir de la causa, el también astuto Rafael de Casanova, acabó viviendo plácidamente y ejerciendo una profesión, en Sant Boi del Llobregat. Sus colaboradores, por cierto, fueron en su mayoría fusilados.

La Diada fue literalmente 'fabricada' hace más de un siglo por la burguesía catalanista

Decimos 'fabricada' porque, sin apoyo institucional, la Diada pasaría desapercibida. Es más, siempre ha sido un día altamente manipulado a lo largo de la historia. Recordemos, en relación a la famosa Diada de 1977, lo que decía La Vanguardia: "Una fiesta que recuerda la voluntad de estar en España --la Guerra de Sucesión era un problema español-- pero sin renunciar a ser Cataluña. Una constante de ayer y de hoy, que no consiguieron destruir cuarenta años de ocultación de la realidad catalana". Un poco más allá, en 1936, leíamos: "Al fin y al cabo, si el duque de Berwick sitiaba y asaltaba a Barcelona con un poderoso ejército, para reducirla a la obediencia de Felipe V, los generales ahora sublevados contra la República, de mal disimulados sentimientos monárquicos, batallan por someter a toda España a una semejante o más ominosa servidumbre".

Eran, obviamente, otros tiempos y otros problemas. Pero nadie veía ese día más allá de un conflicto dentro de España, nunca un conflicto contra España. Pero, ya sabemos, la historia es caprichosa y las interpretaciones todavía más. Al final, los días y las celebraciones son simples manifestaciones de una voluntad de recordar, individual o colectiva. De no dejar en el olvido aquellos momentos interesantes, e interesados, en nuestras vidas.

Cada uno tenemos nuestros días. Curiosamente, el 11 de septiembre es un día muy recordado por diversos acontecimientos. Desde el asesinato de Allende en Chile a, cómo no, el brutal ataque de Nueva York en 2001. Fue un día también especial para mí. A las pocas horas del 11 de septiembre de 2001 nació mi hija, coincidiendo en la fecha con el aniversario boda de mis padres. A media mañana ya estaban los actos de la Diada, y al mediodía acabó siendo para muchos el día de las Torres Gemelas. Como ven, al final, las fechas se adaptan a cualquier calendario.

Las historias nunca coinciden en el tiempo, simplemente el tiempo las hace coincidir en algún momento de la historia. Todos los días del año tienen algo para celebrar. En su reducción, la vida se compone de fe, dogma y hechos tangibles. Nadie duda de que la Diada, el 11 de septiembre de 1714, fue un hecho histórico en Barcelona y en España. Pero quizás sea más complicado entender por qué tras 300 años algunos lo han querido convertir en un simple tema de fe y dogma. Las cosas pasan en la vida, los hechos son como son, pero las interpretaciones a veces son simplemente las que algunos quieren que sean. ¡Ahora, campaña!

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar