Community Manager: la profesión del presente y del futuro

El profesional que dirige las redes sociales posee un perfil plural e interdisciplinar.

La profesión de Community Manager (CM) está de moda. Todas las empresas quieren tener uno y el mejor. Empezó como algo superfluo, sin darle demasiada importancia, incluso tachándolos de frikis. Pero cada vez hay más empresas que buscan la figura del CM para conseguir captar al máximo de target online.

El community manager es la persona encargada de crear y gestionar la comunidad online de una marca, creando una comunicación bidireccional entre la empresa y los usuarios. El CM debe ser la imagen y la voz de la marca en Internet.

¿Qué características tienen que tener?

Gran capacidad de comunicación, capacidad de decisión, buen criterio, empatía, dedicación, capacidad de organización, adaptabilidad, creatividad, sentido común, actitud conciliadora, buena redacción, tener ingenio, ser intuitivo y tener gran pasión por la marca.

Un CM no nace, se hace. Es decir, a base de vivir experiencias en social media acaba siendo un gran gestor de comunidad. 

¿Qué tareas desarrolla un CM?

Un CM no solamente se limita a crear contenido y gestionar las redes sociales de la marca, también elabora un plan de social media con objetivos, establece un calendario editorial en función de los intereses de la marca. Gestiona el blog corporativo de la empresa, interactúa con los clientes, realiza tareas de atención al cliente, monitoriza los canales de comunicación, evalúa la efectividad de los contenidos, gestiona la comunicación si hay una crisis, entre otras.

El principal objetivo de un CM es mejorar la reputación online de la marca, aumentar el tráfico de la web y por tanto, el número de ventas de la empresa. Actualmente un buen CM también destaca por sus innumerables “zascas” que lanza en la red a trolls, transformando comentarios ofensivos en respuestas ingeniosas llegando a ser virales.

Figura indispensable

Hay muchos expertos que auguran que la profesión del CM tiene fecha de caducidad debido a los “data scientist”, el analizador de datos. Pero la realidad de momento indica todo lo contrario, los community managers no van a morir. Los CM se han convertido en una figura indispensable y en la que se invierte mucho. Hasta que llegue el gigante del big data a dominar todo, es una profesión de presente y de futuro.