El 27S divide al empresariado catalán

Entidades empresariales que hace un año se significaron por el 'dret a decidir' ahora se niegan a participar en lo que consideran un "acto preelectoral" a favor de Mas

4 min
Los presidentes de Foment del Treball, Joquim Gay de Montellà; la Cambra de Barcelona, Miquel Valls; la Generalitat, Artur Mas; Cecot, Antoni Abad, y Pimec, Josep González.
Carles Bellsolà
Martes, 1.09.2015 22:17

La avaricia rompe el saco. Este refrán podría aplicarse al entorno empresarial más próximo al soberanismo y a CDC, que ha buscado escenificar un apoyo al procés a menos de un mes de las elecciones. Y que verá como, por el contrario, menguarán los apoyos.

Unas 17 entidades empresariales catalanas participarán este jueves en un acto en Barcelona en el que ratificarán el apoyo que ya dieron el año pasado al denominado Manifest del far. En ese manifiesto, las 13 cámaras de comercio catalanas y entidades mayoritariamente de la pequeña y mediana empresa como Pimec, Cecot o la Confederació de Comerç de Catalunya firmaron un manifiesto soberanista -que no independentista-.

En concreto, rubricaron su "total adhesión" al Pacte Nacional pel Dret a Decidir, la suma de partidos y entidades de todo tipo en torno al concepto del "derecho a decidir". Y un año después, significativos actores se han borrado de la nueva iniciativa.

Los ausentes

No participarán en el acto del jueves, según ha sabido este diario, ni las 13 cámaras catalanas ni el Consejo de Cámaras de Cataluña -pese a lo que indican los convocantes del acto-, que en mayo de 2014 sí firmaron el primer manifiesto de apoyo al "derecho a decidir". Tampoco tomará parte Fepime, la patronal de la micro, pequeña y mediana empresa integrada en Foment, que no firmó el manifiesto de 2014, pero sí le dio apoyo con su presencia en el acto de entonces.

Las razones de estas organizaciones para echarse a un lado ahora son coincidentes. Consideran que la iniciativa de este jueves pretende dar un empujón electoral a CDC y a la lista en la que participa para el 27S, Junts pel sí.

Así, desde la Cambra de Barcelona se señala que "las fechas en las que estamos", a menos de un mes de los comicios, convierten el encuentro del jueves en un "acto electoral" en el que declinan participar.

La "lectura electoral" del acto

Una opinión parecida a la que expresa Fepime, para quien "la situación es muy diferente" a la del año pasado. Entonces, recuerdan, el concepto del "derecho a decidir" se articulaba con un "liderazgo institucional", protagonizado por el Parlament. Ahora, en cambio "hay unas elecciones con una candidatura netamente independentista" que puede beneficiarse del teórico apoyo empresarial al dret de decidir. "No queremos participar en un acto que pueda tener una lectura electoral", resumen.

El acto de este jueves se ha convocado en la misma semana en que la gran empresa catalana ha movido ficha para mostrarse frontalmente en contra de los planes rupturistas de Mas, con un documento en el que muestra "máxima preocupación" por la marcha del procés. Y si la iniciativa del jueves buscaba ejercer de contrapeso, el resultado final va a ser muy diferente: se visualizará que las tesis de Mas pierden apoyo.

Los dos bandos del empresariado catalán

La iniciativa de reiterar la firma de un manifiesto con solo un año de antigüedad en pleno periodo electoral la abanderan FemCAT y su presidente, Ramon Carbonell, y el consejero delegado de La Farga y miembro del Comité Ejectutivo de la Cambra de Barcelona Oriol Guixà -muy próximo a CDC-, según ha podido saber este diario. Y en el acto se visualizará que los apoyos a Mas y sus tesis entre el empresariado catalán se reducen a Pimec, la Confederación de Comerçio y la vallesana Cecot, además de organizaciones menores como la propia FemCAT, el Fòrum Carlemany o las filiales de Girona y Lleida de Fepime.

En el otro bando, queda de manifiesto la clara oposición a los planes de Mas de Foment. Y se sumará en breve la de la CEOE y Cámara de España, lideradas ambas por empresarios catalanes, Juan Rosell y Josep Lluís Bonet, respectivamente.

El movimiento de Foment, de hecho, ha recibido el apoyo explícito de significativos actores que se oponen a la independencia. Como es el caso de Societat Civil Catalana, que ha felicitado este martes a la patronal de la gran empresa catalana por su declaración.

Comentar