El empresariado independentista se da un baño de ánimos ante el 27S

Representantes de entidades empresariales firman de nuevo un manifiesto por el "derecho a decidir"

4 min
Firmantes del 'Manifest del far', junto a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y los dos expresidentes vivos de la Cámara, Joan Rigol y Ernest Benach.
Carles Bellsolà
Jueves, 3.09.2015 15:05

Entidades empresariales catalanas, entre las cuales el Consejo General de Cámaras de comercio y patronales como Pimec y Cecot, han protagnizado este jueves un acto en defensa del "derecho a decidir". Con la vista puesta en las elecciones del 27S. Y en un tono general de independentismo bastante explícito.

En el acto, celebrado en La Pedrera de Barcelona ante una audiencia de algo más de 250 personas y presentado por el periodista José Antich, las entidades participantes han ratificado su firma del Manifest del far, que ya se presentó por primera vez el año pasado. En el texto, los firmantes proclaman su "apoyo incondicional al proceso iniciado por nuestro Parlament", y se comprometen a "respetar la decisión que tome el pueblo de Cataluña y apoyarla, sea la que sea".

El manifiesto del año pasado, circunscrito al concepto del "derecho a decidir", lo firmaron las 13 cámaras de comercio catalanas y diversas entidades empresariales, básicamente de la pequeña y mediana empresa. Pero la reedición de este año ha tenido bajas. No han querido participar en el acto, por considerarlo electoralista, patronales como Fepime ni la mayor parte de cámaras -incluyendo a la de Barcelona-. Y el acto ha tenido , a tenor de las intervenciones, el acto tiene realmente una lectura en clave del 27S, presentado como elecciones plebiscitarias.

Economistas ven más ventajas que riesgos en la idnependencia

La primera parte del acto la han protagonizado los economistas Joan B.Casas, Jordi Galí, Miquel Puig y Xavier Sala i Martín, en sendas miniconferencias en las que han han defendido las oportunidades económicas que a su parecer ofrece la independencia, así como han minimizado sus riesgos. Una independencia a la que han aludido tácitamente, evitando, por lo general, emplear la palabra.

Posteriormente han intervenido los más destacados firmantes del manifiesto de este año. El presidente del Consell General de Cambres y de la Cambra de Comerç de Girona, Doménech Espadaler, se ha mantenido dentro de los confines estrictos del "derecho a decidir". Pero con un pie en la frontera del independentismo explícito.

Para las cámaras, la independencia solo puede ser en la UE

"La cuestión no es si una Cataluña con Estado propio será viable o no, ya se ha demostrado que sí. La cuestión es si valen la pena los riesgos", ha señalado. Ha explicado que, para las cámaras catalanas, la independencia "solo es concebible dentro de la Unión Europea". Minutos después de que uno de los ponentes afirmara que la UE "no dejaría marchar" a una Cataluña independiente. Y ha reiterado su apuesta por el "diálogo" con el Gobierno. No sin precisar que este ha dejado claro que "no tiene voluntad" de dialogar.

El presidente de FemCAT -entidad que ha sido una de las principales impulsoras del manifiesto-, Ramon Carbonell, ha ahondado en la línea del independentismo implícito, cuando ha señalado que "la decisión del pueblo catalán no solo se ha de respetar, sino que esta no viene asociada a ningún riesgo para la economía".

En una línea parecida ha hablado el presidente de Cecot, Antoni Abad. "A los empresarios, la democracia no les provoca inquietud", ha afirmado. Ha aseguado que los enmpresarios no deben estar preocupados por las "incertezas" -en alusión a una hipotética independencia-, sino más bien alas "certezas" de la situación actual. Ha expresado el "reto de futuro" de tener "un país homologable en Europa". Y ha añadido: "O cambiamos el país, o cambiamos de país".

Josep González evita traspasar el "derecho a decidir"

El presidente de Pimec, Josep Gonzalez, en cambio, ha dejado claro que no pretende "ir más allá de lo que significa el derecho a decidir", por "respeto" a la "pluralidad empresarial". Ha pedido "unas elecciones tranquilas", y ha recordado que "los procesos electorales no deben hacer olvidar a los gobernantes que se debe continuar gobernando". "Demasiado a menudo lo echamos en falta".

Los firmantes han entregado el manifiesto a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, que ha cerrado el acto con una intervención claramente centrada en el 27S como plebiscito sobre la independencia. Ha celebrado que, en el acto, se ha abandonado la "ambigüedad". "Estamos en momentos que son de blanco o negro", ha afirmado.
Gispert también ha hecho diversas diversas menciones a la candidatura de Junts pel sí, formada por CDC, ERC y entidades independentistas, en la que ella misma participa.

Comentar