El ex concejal de Palma Rodrigo de Santos ratifica que el PP exigió el 3% por Son Espases

El antiguo dirigente popular testifica que Matas pidió la comisión al delegado de Dragados en Baleares

3 min
El expresidente balear Jaume Matas, a su llegada a las dependencias judiciales de Palma de Mallorca en una imagen de archivo.
Carlos Ballfogó
Miércoles, 23.09.2015 17:10

Sus acusaciones son hasta el momento las más categóricas de cuantas se han producido en el marco de las investigaciones en torno al presunto amaño de la adjudicación del hospital de Son Espases, y hoy se ha ratificado en ellas.

El ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos ha reafirmado ante el juez José Castro cómo el PP de Jaume Matas exigía un 3% en comisiones con cada concesión que otorgaba, y con Son Espases no hubo excepción.

Durante la declaración, que ha prestado en calidad de testigo, De Santos, condenado en su día a dos años de cárcel por malversación y a otros cinco por corrupción de menores, ha manifestado que esta práctica era habitual en el seno del partido y que contaba para ello con la connivencia del PP nacional. 

Colaborar con la justicia

Principal arrepentido en estas pesquisas, el ex edil se ha limitado a señalar ante los medios, a su salida de los juzgados de Palma, que "es bueno colaborar con la justicia, porque es bueno que se conozca la verdad". Así, durante el interrogatorio el testigo ha desgranado algunos de los momentos clave del proceso de adjudicación de la infraestructura hospitalaria, como el hecho, según ha relatado, de que Matas reclamase hasta nueve millones de euros a las principales constructoras que optaron a la concesión.

Como ya asegurase hace un año ante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, antes de que las investigaciones fuesen asumidas por el juez Castro, se trata de una cantidad que el ex mandatario autonómico y ex ministro exigió tanto a OHL, presidida por Juan Miguel Villar Mir, como a Dragados, personificada en la figura de Florentino Pérez. Esta última fue la adjudicataria de las obras y de la explotación del hospital tras una tramitación presuntamente plagada de irregularidades y auspiciada en todo momento por Matas.

Una cantidad "importante"

En aquella comparecencia, De Santos manifestó que el representante de Dragados en Baleares, Juan Antonio Esteban, fue la persona que le comentó, en concreto, que Matas había exigido una cantidad "importante" a Florentino y que incluso "estaba asustado" ante lo elevado de la cifra. El ex concejal se ha limitado ante Castro a decir que todo lo que sabe es gracias a terceros, lo que ha derivado en un tenso interrogatorio por parte de juez y fiscal.

El ex edil ha reafirmado del mismo modo que el encargado de ejercer de intermediario para el cobro de las dádivas era el ex tesorero del PP balear y cuñado de Matas, Fernando Areal.

Matas adelantó la adjudicación antes de que fuera oficial

También esta misma jornada ha sido interrogado uno de los empresarios que concurrieron al concurso, Gabriel Sampol, quien ha señalado que Matas llegó a llamarle, un día antes de conocerse la decisión de la mesa de contratación sobre la adjudicación, para transmitirle que Sampol Ingeniería y Obras había sido excluida, pese a ser la oferta más barata de los seis proyectos que se presentaron al concurso.

Sampol ha recriminado que se produjese así un "subterfugio" para que su grupo quedase fuera, puesto que "éramos los más temibles". Finalmente, también ha sido interrogado Esteban Bardolet, quien fuese decano del Colegio de Economistas de Baleares --encargado de elaborar uno de los informes tras los cuales el proceso finalmente se decantó a favor de Dragados-- y, en su comparecencia, ha asegurado no haber recibido presiones a la hora de realizar su dictamen.