El FMI reclama medidas contrarias a la austeridad a los países del G 20

Los técnicos del Fondo urgen una respuesta de los países más desarrollados a las amenazas del crecimiento mundial

2 min
China, que ha celebrado el 70º aniversario del fin de la segunda guerra mundial, tiene la clave de la inestabilidad económica actual.
Redacción
Jueves, 3.09.2015 12:27

El FMI reclama a China que liberalice su economía para hacerla más competitiva y reducir así una de las principales amenazas para el crecimiento mundial. También requiere a los países más avanzados medidas de impulso al crecimiento y políticas monetarias expansivas. O sea, lo contrario a la austeridad europea.

Los riesgos de una caída en el crecimiento de la economía global han aumentado y una combinación de amenazas, que incluyen una ralentización de la expansión en China y una elevada volatilidad en los mercados, podrían recortar severamente el panorama, según ha advertido este miércoles el Fondo Monetario Internacional.

Dólar fuerte y petróleo barato

Una nota preparada por los técnicos del FMI para una reunión de encargados de Finanzas del Grupo de los 20 describe una combinación de riesgos potencialmente peligrosos que van desde un dólar más fuerte a una depreciación de las monedas en los mercados emergentes, una caída en los precios de las materias primas y una inversión de capitales más débil.

"Los riesgos se inclinan hacia el lado bajista, y la materialización simultánea de algunos de esos riesgos implicaría un panorama mucho más débil", indica la nota, preparada para la reunión del G-20 en Ankara (Turquía) del viernes y el sábado.

Menos crecimiento

El FMI rebajó en julio su previsión de crecimiento global para 2015 a un 3,3%, mientras que el panorama de expansión de China --donde una devaluación de la moneda y temores de una desaceleración han generado turbulencia en los mercados financieros-- podría bajar a un 6,8%.

El Fondo anima a China a relajar la intervención del Estado en la economía: "La reciente corrección de las bolsas no debería desalentar a las autoridades a continuar con reformas para dar a los mecanismos del mercado un papel más decisivo en la economía, eliminar distorsiones y fortalecer a las instituciones".

La necesidad de políticas para impulsar el crecimiento entre los países del G-20 se ha vuelto más urgente en los últimos seis meses y una política monetaria expansiva en las economías avanzadas es "esencial", añade el FMI, promoviendo reformas estructurales para aumentar el potencial de producción y productividad.