El independentismo se cuenta de nuevo antes del 27S

Centenares de miles de personas se manifiestan en Barcelona, en la cuarta gran marcha desde 2012, con la vista puesta en unas elecciones que proclaman plebiscitarias

5 min
Imagen previa al inicio de la manifestación independentista de este viernes en Barcelona.
Redacción
Viernes, 11.09.2015 17:42

Nueva gran manifestación independentista en Barcelona. Por cuarto año consecutivo desde 2012, el entorno independentista exhibe su fuerza en una gran concentración con motivo de la Diada. Con el añadido, este año, de que la marcha llega en el primer día de campaña de unas elecciones que el secesionismo considera como un plebiscito sobre la independencia. Y que quiere el voto para las candidaturas independentistas.

Arranca a la hora mítica: 17:14

La manifestación, organizada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, ha arrancado en la Avenida Meridiana de Barcelona a la hora simbólica del independentismo: las 17:14 horas, recordando la fecha mítica de 1714. Los manifestantes, ataviados con camisetas de un neutro color blanco -novedad, otros años años los colores fetiche eran los de la senyera, rojo y amarillo-, se han agrupado en la Meridiana abriendo un pasillo por el centro de la avenida. Por este pasillo han desfilado manifestantes escogidos portando un puntero, pasando a través de tramos de 10 colores diferentes, que simbolizan los "ejes de la República Catalana" que proponen los organizadores.

Como otros años, la manifestación ha buscado el máximo impacto visual televisivo. Los manifestantes portaban cartulinas de diferentes colores, que han elevado sobre sus cabezas al paso del puntero, para formar un "mosaico" de diferentes colores, correspondientes a estos mismos "ejes". Al paso del puntero -y al grito constante de "in-inde-independència"-, los manifestantes han ido cerrando el pasillo central, para crear un efecto de "cremallera". El objetivo era también ocupar de lado a lado la Meridiana, evitando así el efecto de la concentración de 2014 -en la Diagonal y la Gran Via-, más extensa pero menos compacta.

135 tramos, como 135 diputados

Los organizadores han distribuido a los manifestantes en 135 tramos -como los 135 diputados del Parlament, a donde se ha ido dirigiendo el puntero, y donde concluye la marcha-, con la vista puesta en el 27S y las elecciones que quieren "plebiscitarias".

La marcha ha contado con actuaciones de castellers, y timbalers, y se ha iniciado a los sones de "L'estaca", la popular canción de Lluís Llach. Que es uno de los candidatos de la lista de Junts pel sí, a la que dan apoyo las entidades organizadoras. No ha participado en cambio en la marcha -aunque hasta hoy mismo ha amagado con hacerlo- el teórico número 4 de la candidatura: el presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas.

Los organizadores aun no han dado cifras de asistencia. Ayer jueves, no obstante, la cifra de inscritos a la marcha que aportaron ANC y Òmnium era de 485.000 personas, inferior a las 530.000 de la misma fecha de 2014.

Los parlamentos finales

Los organizadores habían rechazado, en sus declaraciones, que la manifestación de hoy fuera un acto electoral. Y han llevado cuidado en no pedir el voto para ninguna candidatura en concreto. Pero no han evitado en absoluto dejar claro que quieren que se vote a las listas independentistas. "Lo que comenzó hace diez años en el Parlament, acabará en el Parlament", han proclamado la presentadora del acto, Montse Llussà, en el parlamento posterior a la marcha, aludiendo a la aprobación del Estatut. "Lo que empezó en las urnas acabará en las urnas", ha añadido. "Cataluña se encontrará ante las urnas el 27 de septiembre. Queremos decidir nuestro futuro como República Catalana independiente", ha remachado.

"Lo hemos vuelto a hacer", ha exclamado posteriormente el presidente de Òmnium, Quim Torra. "Nuestra fuerza es la fuerza de la mayoría", ha sostenido. Torra también ha llamado al voto el 27S. "Lo que ahora queremos es votar, y votar la independencia", ha afirmado. "El mandato democrático de las próximas elecciones nos situará a todos en un punto irreversible", ha espetado. Y también se ha dirigido a los futuros diputados del "último Parlament de la Cataluña autonoma". "Cuando lleguen momentos difíciles, estaremos con vosotros", ha prometido.

Ha intervenido también Gabriel Rufián, presentado como miembro de la ANC, pero que se caracteriza por ser uno de los nombres visibles de Súmate. Rufián, íntegramente en castellano, no ha dejado de recordar que es "nieto e hijo de andaluces", y ha asegurado que "este proceso trasciende cualquier origen".

En castellano y en inglés

Los organizadores también han exhibido a Liz Castro, miembro destacado de la ANC -estuvo cerca de ser la presidenta, en lugar de Jordi Sánchez-, norteamiericana, y que ha intervenido en inglés. Castro ha hecho un paralelismo con la independencia de los EEUU, y ha proclamado -cuatro veces- que "simplemente queremos nuestro propio Estado independiente".

Ha concluido los parlamentos el presidente de la ANC, Jordi Sánchez. "Hemos ganado hoy la calle", ha dicho. "No queremos seguir ni un minuto más en el Reino de España", ha afirmado. Y también se ha referido al 27S. "Marcharemos tan pronto como podamos, con la legitimidad de la calle y el mandato de las urnas", ha proclamado. Y, como Torra, también se ha dirigido a los diputados independentistas que se elegirán el 27S: les ha pedido que sean "valientes", y asuman el "mandato" de las urnas. "Salimos de aquí convencidos de que ganaremos", ha concluido.

El acto ha concluido con una rumba. Catalunya té molt poder, la versión catalanizada de Gitana hechicera, la canción dedicada a la ciudad de Barcelona que interpretó Peret en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de 1992.

Comentar