Hoy es domingo

3 min
Sábado, 26.09.2015 23:00

Hoy alcanzamos 49 columnas diarias escritas desde mediados de agosto. Hoy es la última del camino. Un camino donde hemos querido explicar, sondear, incluso soliviantar, pero ante todo opinar sobre un día que estaba más cerca en el calendario. Hoy ese día. Hoy es domingo 27 septiembre del 2015. El día en que todo puede acabar, el día en que todo puede empezar o, en el peor escenario, como aquel día de la marmota en Estados Unidos, el día en que todo puede convertirse en un bucle sin fin.

Este domingo va de votar. Cualquier opción, pero todos deben votar. Unas elecciones convocadas en la clave en que han sido convocadas requieren la opinión de todos

Empezamos en agosto diciendo que había que votar y acabamos hoy con esa misma opinión. No hace falta decir que nuestro sistema permite votar a cualquier opción. Sean libres, decidan lo que quieran, lo que sepan, lo que crean que más valdrá la pena para Cataluña. Pero, ante todo, vístanse como un domingo cualquiera y vayan a votar. Este domingo va de votar. Cualquier opción, pero todos deben votar. Unas elecciones convocadas en la clave en que han sido convocadas requieren la opinión de todos.

Algunos hemos sido afortunados por poder expresar nuestra opinión en libertad. Una opinión en público drenada sobre los altavoces de este gran medio. Estamos satisfechos de poder haber opinado y, en algunos casos, informado sobre temas que creemos que preocupan. Temas que dificílmente han sido comentados hasta los días finales de la campaña, y que en cierta manera era necesario saber. Curiosamente, algunos pensamos que hemos asistido a la campaña menos informativa de los últimos años. Es más, seguramente la campaña con menos información y hasta coherencia de la historia de Cataluña. Cada uno puede extraer sus propias conclusiones. Y ahora lo importante es votar.

Cerramos aquí nuestra columna Camino al 27S con la firme esperanza de haber sumado un pequeño granito de arena al debate. A algunos les habrá gustado, a otros les habrá sorprendido, y a otros les habrá desilusionado. Al final, las palabras de cualquier 'juntaletras' como este autor son eso. Simplemente palabras escritas en este mar político de desavenencias continuadas. Unas palabras que no son dogma o fe, no son un programa político. Son simplemente las palabras de un catalán cualquiera. Un catalán cualquiera, un autor cualquiera, abiertas para reflexionar individualmente. Son ustedes, al fin y al cabo, los que votan.

En estas elecciones siempre hemos dicho que estamos ante un momento histórico. Una votación que todos recordaremos. Hoy es domingo, hoy es día de participar en la historia. Voten lo que voten, decidamos lo que decidamos, no olvidemos nunca las palabras. A pesar del miedo, de las presiones, los hombres y mujeres catalanas siempre hemos tenido la libertad de hablar. Hablemos pues en la urnas. Un lugar privado donde cada uno podemos opinar sin miedo. Hoy es domingo. Vayamos todos a votar, que lo que salga sea fruto de un gran movimiento. El movimiento de todos, no sólo de los que mas gritan. Todos somos participes del futuro de Cataluña. Hoy es domingo. Hoy simplemente tenemos la obligación de votar.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar