Junts pel sí hará una DUI si Madrid suspende la autonomía

La hoja de ruta de CDC y ERC prevé proclamar de inmediato la independencia unilateral si Rajoy "bloquea el autogobierno"

3 min
Los cinco primeros candidatos de la lista Junts pel sí.
Carles Bellsolà
Domingo, 6.09.2015 21:33
La "hoja de ruta hacia la independencia" de Junts pel sí, el documento con las líneas generales del plan independentista de CDC, ERC y las entidades soberanistas, no pone una fecha clara a la proclamación de la independencia. Esta debería producirse en cualquier momento en los 18 meses posteriores a las elecciones, una vez dados otros pasos como la creación de "estructuras de estado" o el intento de abrir una negociación con el Gobierno central. Pero CDC y ERC avisan de que la proclamarían de inmediato si el Ejecutivo usa sus armas más enérgicas.
 
El documento, que presentó este viernes el ex comisionado para la transición nacional Carles Viver i Pi-Sunyer --basándose en el preacuerdo alcanzado en la primavera por CDC, ERC y las entidades, y en los trabajos del Consell Nacional per a la Transició Nacional, que presidía él mismo--, contempla varios pasos a seguir tras el 27S, si el independentismo consigue en las urnas el "mandato democrático" al que aspira.
 
Las fases hacia la independencia
 
En primer lugar, el Parlament realizaría una "declaración solemne" de inicio del proceso hacia la independencia. Esto no constituiría aún una proclamación de la independencia. Pero sí daría un "mandato" a la Generalitat para que lleve a cabo el resto de pasos. Con esta declaración se anunciaría también la voluntad de negociar la secesión con el Gobierno.
 
A continuación se debería iniciar un proceso de "participación ciudadana" para elaborar el texto de la futura Constitución catalana. Paralelamente, se formaría un Govern "de concentración" entre las fuerzas independentistas. Y, sobre todo, deberían implementarse las denominadas "estucturas de Estado", imprescindibles para que la eventual República catalana pudiera funcionar el día 1 de la secesión.
 
A partir de este punto, la independencia --acompañada de la "ley de transitoriedad jurídica", que establece la continuidad de las leyes españolas hasta que el nuevo Estado las sustituyera por otras propias--, se podría proclamar en cualquier momento, cuando lo consideraran oportuno los gestores del procés. Pero éstos se reservan la posibilidad de saltarse todos los pasos previos.
 
Clausula de excepción
 
El documento añade que "no obstante todo lo anterior, si el Estado español bloqueara el autogobierno de Cataluña", sea con decisiones "políticas" o "jurídicas", la Generalitat y el Parlament "procederían a la proclamación de la independencia y la aprobación de la ley de transitoriedad jurídica". 
 
Con esta precisión, el independentismo proclama entre sus filas que no se quedaría cruzado de brazos ante una posible respuesta enérgica del Gobierno. Fuera esta la intervención de la autonomía por el artículo 155 de la Constitución, fuera la aplicación de la reforma del Tribunal Constitucional que planea Mariano Rajoy. O cualquier otra que Junts pel sí considerara que "bloquea el autogobierno".
Comentar