Stora Enso aporta 45 millones a su filial catalana para evitar su disolución

La compañía papelera arrastra tres ejercicios de fuerte declive

1 min
Imagen de la factoría de la papelera en Sant Andreu de la Barca.
GONZALO BARATECH
Lunes, 28.09.2015 00:00

El grupo papelero finlandés Stora Enso, líder del sector en Europa, ha inyectado 45 millones de euros a su filial catalana Stora Enso Barcelona, a fin de apuntalar sus fondos propios. Éstos arrojaban un abultado saldo negativo de 24 millones al cierre del pasado ejercicio.

Con estos recursos, Stora Enso Barcelona restituye otra vez su equilibrio patrimonial y cubre el fondo de maniobra negativo que presentaba este año. El desfase se debe a los  cuantiosos números rojos que la subsidiaria contabilizó en el periodo 2012-2014.

El 39% destinado a la exportación

La compañía cuenta con sendas fábricas de cartón en Castellbisbal --sede central del grupo para la península ibérica-- y en Madrid. La empresa vendió la propiedad del centro barcelonés a un fondo alemán este verano, por 10 millones, y ahora sigue en él como inquilino. El 39% de los productos que salen de las plantas industriales se destina a la exportación.

La firma arrastra tres años de fuerte declive. En 2014 las ventas bajaron de 118 a 116 millones. También lo hicieron las pérdidas antes de impuestos, de 25,8 a 10 millones. En 2012 los números rojos alcanzaron la suma récord de 40,2 millones.