La propietaria del túnel del AVE en el Pirineo pierde 112 millones

Los concesionarios van a intentar que Francia y España les compensen las ganancias no obtenidas

1 min
GONZALO BARATECH
Miércoles, 16.09.2015 00:00

La sociedad TP Ferro sufrió el año pasado un espectacular quebranto de 112,8 millones de euros, con unos ingresos limitados a 9,5 millones. La firma se declaró el pasado mes de julio en suspensión de pagos ante los juzgados mercantiles de Girona. Su actividad se centra en la explotación, bajo el régimen de concesión, del túnel ferroviario de El Pertús.

El capital de TP Ferro está en manos de la constructora española ACS y la francesa Eiffage. El grueso del resultado de 2014 obedece al deterioro de las expectativas del negocio, que ha provocado una fortísima desvalorización de la concesión. La sociedad arrastra un pasivo exigible de 398 millones.

Reclamaciones a Francia y España

ACS y Eiffage presentaron el pasado mes de julio una demanda de más de 300 millones contra Francia y España para reclamar una compensación por el desequilibrio patrimonial de TP Ferro.

El caso presenta muchas similitudes con el del depósito submarino de gas Castor, situado frente a Castellón y Tarragona, que también gestionaba la ACS de Florentino Pérez. Al resultar inviable y decretarse su cierre, ACS reclamó y obtuvo una compensación del Estado de 1.350 millones, aunque la organización de consumidores OCU calcula que el coste real para los contribuyentes se elevará a 4.700 millones.

Si Castor y TP Ferro hubiesen conseguido resultados positivos, éstos los habrían acaparado legítimamente sus accionistas. Lo extraño del asunto es que cuando en vez de ganancias brotan números rojos, los socios le endosan el muerto al Estado.