Las ventas de la clausurada tienda Vinçon cayeron un 58% durante la crisis

El pasado 30 de junio bajó la persiana para siempre la conocida tienda Vinçon, situada en la parte alta del paseo de Gràcia, después de tres cuartos de siglo de actividad sin interrupción. A la drástica medida siguió un expediente de regulación de empleo para sus 48 trabajadores.

La desaparición de este histórico comercio se debe exclusivamente a los malos resultados que venía registrando el local, sobre todo en la segunda mitad de la crisis. Vinçon se mantuvo en números negros, si bien prácticamente testimoniales, hasta 2009. A partir de entonces, el desplome de las ventas inundó de tinta roja las cuentas. Desde 2010 las pérdidas suman casi 5 millones.

Los 5,4 millones de giro de 2014 arrojan una caída del 58% desde el pico máximo de negocio logrado en 2007.