Cotización Ibex 35

Los apartamentos turísticos en Madrid crecen a pesar de las denuncias de los hoteleros

Los pisos para turistas en Madrid son ya más de 8.000, según una estimación de la Asociación Empresarial Hotelera de la ciudad

2 min
Centenares de carteles cuelgan de la ciudad de Madrid.
Laura Fàbregas
Domingo, 27.09.2015 00:00

De las paredes del barrio de Las Letras en Madrid cuelgan centenares de carteles. Son los de los hoteles, hostales y pensiones que llevan años alojando a turistas en la zona. Uno de los hoteles, el hotel Santander tiene incluso una insignia propia, con la fecha fundacional del establecimiento, el 1927.

En sentido contrario, cerca del Caixa Fórum, en la calle de Almadén, se halla una vivienda para turistas. Está en la primera planta de un edificio con escaleras estrechas y sin portero. La casa, obviamente, no lleva cartel ni enseña: todo se gestiona por internet, en webs de empresas especializadas. Pernoctar en este apartamento puede costar 10 o 20 euros más que en una pensión tradicional.

Más de 8.000 pisos turísticos

Los pisos para turistas en Madrid son más de 8.000, según una estimación de la Asociación Empresarial Hotelera de la ciudad (AEHM). Y es que solo un 10% puede considerarse plenamente legal. Muchos no están registrados como negocio turístico; otros no respetan las limitaciones de tiempo por reserva.

La Comunidad de Madrid reguló los pisos turísticos con la Ley de Turismo de 2014, en la que establece una serie de prohibiciones, como, por ejemplo, la de no admitir estancias inferiores a los cinco días. Es fácil, sin embargo, eludir la obligación.

¿Un competidor desleal?

El Instituto de Estudios Turísticos (IET) calcula que los visitantes de Madrid desembolsaron en el primer trimestre del año de media 1.177 euros cada uno (142 euros al día). Una mejora de 5,3% respecto al marzo del año pasado. El IET cuantifica que los turistas que eligen alojarse en apartamentos turísticos son el 10,7% del total: un porcentaje que ha variado significativamente con la crisis y que, a juicio de los hoteleros, ha sido propiciado por el fenómeno de la difusión del turismo de vivienda.

Los pequeños hoteles y pensiones del centro sufren la proliferación de estos competidores, que junto a las cadenas hoteleras podrían determinar el cierre de sus actividades.

Nuevas formas de hacer turismo

El auge de los apartamentos turísticos refleja una manera nueva de hacer turismo.

Un caso ejemplar es en este sentido el intercambio de casas, promovido por webs que se encargan de evaluar la calidad y la fiabilidad de los usuarios que ofrecen su vivienda a cambio de otra. O el couchsurfing, el alojamiento en un sofá o una cama a coste cero, a cambio de entrar en una red solidaria de sofás compartidos por el mundo.

En definitiva, hay para todos los gustos, y para todos los bolsillos.