Los ciudadanos desbordan a los gobiernos en la crisis de los refugiados

España, que sólo aceptada acoger a 2.739 personas, se acercará a la cuota de 4.000 que le propuso Bruselas

1 min
Mariano Rajoy se comprometió a ampliar el número de acogidos ante Angela Merkel.
Redacción
Miércoles, 2.09.2015 19:26

Mientras los gobiernos europeos discuten la cantidad de refugiados que están dispuestos a acoger en sus territorios y aplazan hasta el día 14 la reunión donde se decidirán las cuotas, las iniciativas populares desbordan la burocracia y les toman la delantera.

De hecho, y aunque no se dispone aún de cifras concretas, en algunas localidades de España ya está ocurriendo. El Ayuntamiento de Barcelona tomó la iniciativa de crear un grupo de ciudades dispuestas a la acogida y, en paralelo, un registro para familias voluntarias.

Consistorios solidarios

El registro, en el que colaboran Asil.cat, una alianza de ocho organizaciones humanitarias, y ACNUR, está recibiendo los ofrecimientos de centenares de familias. Mientras, ayuntamientos como los de Sant Feliu de Llobregat, Terrassa, Sabadell o Berga se han sumado a la iniciativa.

Igual ha pasado con el Ayuntamiento de Madrid, Santiago de Compostela, Pamplona, A Coruña y algunas decenas más.

El voluntariado contrasta con la actitud del Gobierno español, que, como otros 11 de la UE, se han negado a aceptar la cuota que Bruselas les ha pedido para acoger en total a 40 refugiados. El reparto asignaba a España 4.000 personas, pero Madrid respondió que sólo acogería a dos tercios de esa canrtidad. Durante su visita a Berlín –Alemania es el país más generoso de Europa en este terreno— Mariano Rajoy anunció que estaba dispuesto a revisar esa cantidad.