Los pactos del 28S alternativos al independentismo

Los partidos que se oponen a la independencia ofrecen sus recetas de alianzas por si Junts pel sí y la CUP no suman mayoría absoluta el 27S.

4 min
Mariano Rajoy (PP), Ramon Espadaler (Unió), Pablo Iglesias (Podemos), Miquel Iceta (PSC) y Raül Romeva (Catalunya sí que es pot).
Carles Bellsolà
Miércoles, 23.09.2015 20:36

Prácticamente todas las encuestas coinciden en que el 27S arrojará una mayoría absoluta del independentismo, y algunas sitúan a Junts pel sí, la lista de CDC y ERC, al borde de lograrla en solitario. Pero las encuestas son encuestas, y están lejos de ser infalibles. En previsiónde cualquier escenario, los partidos que se oponen a la independencia proponen sus posibles pactos de gobierno alternativos. Unas propuestas que también -o sobre todo- hay que leer en clave electoralista.

El frente anti independencia del PP

Abrió el fuego este martes el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy. En su muy comentada entrevista en Onda Cero, consideró "muy sensato y razonable" que en Cataluña se formara una mayoría alternativa de los partidos no independentistas, si el resultado del 27S lo permite.

El PP lleva tiempo proponiendo este tipo de alianzas a los otros dos partidos que rechazan tanto la independencia como un eventual referéndum independentista, PSC y C's. Justo antes de empezar la campaña, de hecho, el candidato popular, Xavier García Albiol, ya les había ofrecido un "pacto de mínimos". Pero parece casi imposible que PP, C's y PSC sumen más que los independentistas el 27S-. Por lo que el pacto que propone Rajoy necesitaría también el apoyo de Catalunya sí que es pot (ICV-EUiA y Podemos) y, si obtiene representación, de Unió. Ninguna de estas dos listas ha avalado la propuesta del PP. Y además, tanto democristianos como la izquierda tienen sus propias recetas.

Unió y el PSC coinciden

El candidato de Unió, Ramon Espadaler, llamó el martes a un pacto no independentista, pero sí reformista, de "todos los que quieran hacer una propuesta catalana para luego llevarla a Madrid". Espadaler excluyó sonoramente al PP, y dirigió su oferta al PSC y a sectores de C's, Catalunya sí que es pot e incluso de Junts pel sí. Su propuesta solo encontró el entusiasta apoyo del PSC. "Parece que ya he encontrado un socio", le respondió el candidato socialista, Miquel Iceta. Un Iceta que, por otra parte, nunca ha ocultado sus aspiraciones de ser president, con una carambola a muchas bandas similar.

Aunque pueda parecer sorprendente, Espadaler también apelaba a integrantes de Junts pel sí. La idea subyacente es que, en caso de que el independentismo no sumara la mayoría absoluta, una candidatura como esta, heterogénea y formada exclusivamente con el propósito de lograr la independencia, perdería todo su sentido. Y que sus miembros responderían a su filiación particular a partir del 28S. En este sentido, Unió esperaría contar con sus antiguos socios de CDC para "llevar a Madrid" esa propuesta alternativa a la independencia.

Este miércoles, Catalunya sí que es pot se ha unido al festival de propuestas. También apelando a parte de Junts pel sí, pero de forma mucho más directa. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha llamado a hacer president a su candidato, Lluís Rabell, "con el apoyo de la CUP, del PSC y de diputados de ERC". A estos últimos, y al resto de "gente de izquierda" de Junts pel sí, Iglesias les ha llamado a "separarse del señor Mas y apoyar a Rabell".

La lógica interna de la propuesta de Iglesias y de Catalunya sí que es pot sería análoga a la de UDC, solo que mucho más explícita. El supuesto es que, si no hubiera mayoría independentista, los diputados de ERC -y algunos independientes de izquierdas de Junts pel sí- preferirían facilitar un gobierno progresista antes que mantener una alianza con CDC forjada con el exclusivo objetivo de la independencia.

Para acabar de enredar el panorama, el propio candidato -teórico- de Junts pel sí, Raül Romeva, ya había añadido leña al fuego en su día. Prácticamente al momento de ser designado como número uno de la lista, deslizó que no estaba escrito que Mas fuera a ser el president en caso de victoria de su candidatura. Tuvo que rectificar al momento. Pero mantiene sus opciones, en caso de mayoría independentista, si la CUP tiene fuerza suficiente como para imponer un presidente alternativo a Mas.

Y, según el diario La Razón, Romeva se estaría buscando otras opciones, incluso en caso de que no hubiera mayoría independentistas. El rotativo afirma que ha estado intentando negociar con su excorreligionario y amigo personal Joan Herrera, colíder de ICV, el apoyo de Catalunya sí que es pot a un ejecutivo con él como presidente, o con una presidencia rotatoria con el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Comentar