Los partidos del 27S evidencian sus diferencias en el modelo de Estado en su primer debate

Junts pel sí no envía a su teórica cabeza de lista, Raül Romeva, y se persenta con Germà Bel

3 min
Debate entre los candidatos del 27S, en la Cadena Ser.
Redacción
Martes, 8.09.2015 16:39

El primer debate entre los candidatos -menos uno- de las listas que se presentan a las elecciones del 27S ha puesto de manifiesto las grandes diferencias que mantienen en cuanto al modelo de Estado y de relación Cataluña-España que proponen. Un debate centrado absolutamente en el proyecto independentista, con tres -o cuatro- bloques diferenciados entre siete candidaturas. El detalle curioso del acto es que la lista que parte como gran favorita, Junts pel sí -CDC, ERC y entidades independentistas- no ha enviado a su teórico número 1, Raül Romeva, sino al candidato por Tarragona, Germà Bél.

En el debate, organizado este martes por la Cadena Ser, el propio Bel, Miquel Iceta (PSC), Lluís Rabell (Catalunya sí que es pot), Xavier García Albiol (PP), Inés Arrimadas (C's), Antonio Baños (CUP) y Ramon Espadaler (UDC) han presentado una diversidad de modelos de estado en la que apenas se podía encontrar dos candidatos que coincidieran.

Por la parte independentista, Bel ha defendido la independencia como es la única solución viable para Cataluña, porque transformar el Estado para mejorar el encaje de los catalanes es "una causa perdida", según ha opinado. En una línea parecida se ha pronunciado Baños. El candidato 'cupaire' ha sostenido que la independencia es una forma no de romper con los españoles, sino con un Estado que ha calificado de "borbónico" y "oligárquico".

El bloque constitucionalista

Frontalmente en contra se han mostrado los candidatos que se oponen a la secesión. Arrimadas se ha erigido como la candidata más bien posicionada para liderar "un cambio de gobierno y de prioridades" respecto al proyecto rupturista de Artur Mas, y ha acusado a los independentistas de utilizar la secesión para tapar sus problemas con la corrupción.

Albiol se ha centrado en intentar una cierta unidad del bloque constitucionalista. Ha exigido a C's y PSC que se posicionen sobre si quieren llegar a "un acuerdo de mínimos" que sea alternativa al proyecto soberanista de Junts pel sí, pero no ha obtenido respuesta. A la vez, ha criticado que, a su parecer, los socialistas no se oponen con claridad al independentismo: "Echo de menos que el PSC se posicione de manera clara del lado de los que queremos la convivencia", ha señalado.

Por parte socialista, además de rechazar la independencia se apuesta por una reforma del modelo territorial y de la Constitución. Algo que ha recordado Iceta, cuando ha dicho que esta es la vía más adecuada para mejorar el encaje de Cataluña en el conjunto de España: "No queremos ni la independencia ni seguir como estamos. Hay que revisar un nuevo acomodo", ha precisado.

En el bloque soberanista pero no independentista, Rabell ha rechazado la ruptura unilateral que proponen Junts pel sí y la CUP, y ha apostado por celebrar un referéndum independentista. Un proyecto coincidente con el del candidato de UDC, Ramon Espadaler, que ha señalado que una declaración unilateral de independencia es "una terapia dura y agresiva".

Comentar