Luis Conde, el único 'embajador VIP' en la historia de Seat

El cofundador y propietario del principal grupo de ‘headhunters’ de España, Seeliger y Conde, colabora con la automovilística desde hace seis meses en la promoción de la marca

3 min
El empresario Luis Conde y la sede central de Seat, en Martorell (Barcelona)
Cristina Farrés
Martes, 8.09.2015 20:41

La imagen de marca es crucial para cualquier compañía. Las empresas tienen claro desde hace años que contar con un buen relato que explique un producto, el storytelling, es básico para que este triunfe. Pero casi más importante que disponer de un relato es contar con los mejores divulgadores, y, para Seat, eso tiene un nombre propio: Luis Conde.

El empresario barcelonés es desde hace seis meses el único embajador VIP de la firma en el mundo. Se trata de un cargo hecho a medida para el cofundador y actual propietario de la principal firma de headhunters del país, Seeliger y Conde, fruto de un encuentro con el presidente de la firma, Jürgen Stackmann.

Cargo no remunerado

El ejecutivo alemán es un especialista en marketing. Antes de desembarcar en la presidencia de la firma española se encargaba del área de marketing de la matriz del grupo automovilístico y de la propia marca Volkswagen. Tras su primera reunión informal con Conde, valoró muy positivamente la valía profesional y los contactos del empresario dentro y fuera de España y decidió que sería muy interesante que fuera embajador de Seat.

El cargo de Conde en la automovilística no es remunerado, pero el empresario tiene a su disposición un coche de la compañía para que pueda comprobaren primera persona el nivel tanto técnico como de diseño del grupo. Conde eligió un Alhambra, un monovolumen de siete plazas que se puede adquirir a partir de 28.000 euros.

Consejero de Godó y Fira Barcelona

El empresario de Barcelona es conocido por haber fichado a la líder del PP en Madrid, Esperanza Aguirre, para que trabajara en la capital para su firma de headhunter. La lideresa se  incorporó en Seeliger y Conde a principios de 2015 y compagina actualmente sus responsabilidades en el ámbito privado con el trabajo en la oposición del Ayuntamiento de Madrid. A cambio, recibe en sueldo fijo “razonable” con un variable importante que depende de la consecución de objetivos, según reconoció en su momento.

Más allá de la compañía que lleva su nombre, Conde es consejero del grupo Godó y de Fira Barcelona, una de las entidades más importantes en la dinamización de la actividad económica de la ciudad. Además, está muy saneada económicamente: cerró el ejercicio 2014 con unos ingresos de 152,6 millones y 19,8 millones de beneficio, un récord histórico.

El empresario participa en el consejo de administración y se preside uno de los salones con mayor trayectoria, el Salón Náutico Internacional de la capital catalana. También está presente en el consejo asesor de Altair Manajement Consultants.

Fainé, Piqué y Mahou en Seat

El embajador VIP no es el único empresario con una trayectoria reconocida que colabora con Seat. La automovilística cuenta con un consejo asesor externo formado por el presidente de Caixabank, Isidro Fainé; el ex ministro del PP en el Gobierno de Aznar, ex presidente del Círculo de Economía de Barcelona y actual consejero delegado de OHL, Josep Piqué; y el presidente del grupo cervecero español Mahou-San Miguel, José Antonio Herráiz Mahou.

Este comité de sabios se reúne sin periodicidad prefijada para ofrecer su punto de vista de los avances de la compañía, como de la ambiciosa ofensiva de producto que lanzará los próximos dos años. Las funciones de estos empresarios en Seat tampoco son remuneradas.