Mas-Colell intenta convencer de que la Generalitat ahorra dinero con la venta de edificios

El consejero de Economía presenta las primeras fotos de la futura ‘ciudad de los funcionarios’ al lado de Grupo AXA y Hines en una rueda de prensa sin preguntas

3 min
De izquierda a derecha, el arquitecto Enric Batlle, Javier de Diego (Hines Europe), Hermann Montenegro (AXA Real Estate) y el consejero Andreu Mas-Colell.
Cristina Farrés
Miércoles, 9.09.2015 20:43

El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, convocó de urgencia un encuentro con la prensa este miércoles por la tarde para enseñar las primeras fotografías de la ciudad de los funcionarios, el centro en el que pretende centralizar las dependencias de la Generalitat tras la venta de edificios públicos.

El mensaje político fue que la iniciativa propiciaría una reducción de los costes directos en alquileres de un mínimo de 40 millones de euros a lo largo de los 20 años que durará el contrato, sin cuantificar el impacto que hubiera tenido si el patrimonio público no se hubiese enajenado.

Cabe recordar que el Gobierno de Artur Mas nunca ha comunicado el beneficio neto final para las arcas públicas catalanas de la venta de inmuebles en propiedad. Publicitó el precio de las transacciones, pero sin determinar qué cantidad había destinado a liquidar créditos que aún estaban vivos.

AXA y Hines

Mas-Colell, que no aceptó preguntas en la presentación al alegar problemas de agenda, estuvo acompañado de los representantes de AXA Real Estate, Hermann Montenegro, y Hines Europe, Javier de Diego. AXA fue la única que presentó una oferta en el concurso público para construir la ciudad de los funcionarios.

La oferta se vehiculó a través de Zumarán Inversiones, uno de los vehículos que usa la compañía para invertir en inmobiliario y que está integrado en el grupo, según el representante de AXA, y que en el Registro Mercantil aparece administrada por Montenegro, el empresario Amal Azugh Belkadi y Auxadi Contables.

Diagonal Mar y Nus de la Trinidad

En cuanto a Hines, la promotora inmobiliaria privada fue elegida por AXA y su participación en el proyecto ya estaba incluida en la oferta pública. No es el primer proyecto que realiza en la capital catalana. Tal y como recordó De Diego, la expansión de la firma estadounidense en España se inició con el desarrollo de Diagonal Mar.

El despacho que firma el proyecto técnico es Batlle i Roig Arquitectes, una firma con una larga trayectoria que, entre otros, desarrolló entre 1990 y 1993 el Nus de la Trinidad de Barcelona que ordena la entrada a la ciudad por el norte. Fue una de las infraestructuras que llegaron a la capital catalana junto a los Juegos Olímpicos de 1992.

3.000 funcionarios

La ciudad de los funcionarios se construye en unos terrenos situados delante del recinto Gran Vía de Fira de Barcelona, en la frontera entre los términos municipales de Barcelona y Hospitalet del Llobregat. Ocupará 46.000 metros cuadrados y tendrá espacio para 3.000 personas “aproximadamente”.

La iniciativa está en una fase tan inicial que Economía ni siquiera sabe qué departamentos se ubicarán en las nuevas dependencias. En el documento publicado este miércoles, indica que llegarán “en función de criterios funcionales, económicos y contractuales”.

‘Regalo’ para el próximo Gobierno

El diseño del edificio, el campus administrativo según la Generalitat, está terminado. Pero poco más. De hecho, Mas-Colell no tendrá ninguna responsabilidad con la ejecución del proyecto, cuya entrega de llaves está planificada para 2018 y la ocupación por parte de los funcionarios en 2019. El consejero cerrará su carrera en el departamento de Economía en las dos legislaturas de Mas el próximo 27 de septiembre.

El contrato para la construcción está blindado; se trata de un regalo que Mas-Colell dejará al próximo Ejecutivo catalán.
Comentar