Más tropiezos de Sheraton en España

Los gestores de la sociedad que impulsa el proyecto para instalar un hotel de lujo al lado del exclusivo golf de Mont-Roig del Camp, en Cataluña, ‘sacan’ tres millones de la empresa

3 min
Imagen virtual de cómo debía ser el Sheraton de Mont-Roig (Tarragona) junto a los empresarios Geroge Soros (derecha) y Jordi Rubinat (izquierda)
Cristina Farrés
Martes, 1.09.2015 20:26

La prestigiosa cadena estadounidense Starwood Hotels & Resorts se ha topado con más problemas para inaugurar su establecimiento dentro del camp de golf de lujo de la localidad de Mont-Roig del Camp (Tarragona). Los gestores de la sociedad que impulsa el proyecto, Bonmont Golf Hotel & Spa, realizaron a finales de agosto una maniobra accionarial en la que redujeron el capital de la empresa en más de 2,94 millones de euros.

La sociedad se ha quedado con un capital base de 29.750 euros para acabar de impulsar el que debía ser el primer hotel de la prestigiosa insignia Sheraton en Cataluña. Starwood anunció la operación a finales de 2008 e indicó que el establecimiento abriría las puertas como muy tarde a principios del año siguiente, pero los problemas económicos de los socios retrasaron la inauguración sine die.

Participación de MedGroup

El hotel de lujo es actualmente un enorme edificio a medio construir en la mitad de un emplazamiento tan idílico que robó hace años el corazón a una de las primeras fortunas de Suiza, la de Henri-Ferdinand Lavanchy, fundador del grupo de trabajo temporal Adecco fallecido en enero de 2012. El empresario construyó en 1990 el campo de golf y la urbanización de alto standing que lo rodea, un modelo urbanístico que se replicó en otros rincones de lujo en España.

Para construir el hotel que debía gestionar Starwood, Lavanchy confió en la promotora catalana MedGroup, uno de los grupos inmobiliarios más potentes durante la burbuja inmobiliaria capitaneado por Jordi Robinat que tenía como socio el financiero estadounidense George Soros, pieza clave para contactar con la cadena internacional, según fuentes conocedoras de desarrollo del complejo Bonmont. Se debían invertir 60 millones en el hotel, el 80% cubierto por MedGroup y el 20% por Starwood.

Transformación en Arum Group

La suerte de la inmobiliaria de Robinat es conocida. Soros salió del capital a finales de 2010, cuando las deudas de la compañía alcanzaban los 300 millones de euros y ya habían presentado concursos de acreedores de las promotoras de los campos de golf con viviendas de lujo de La Manga (Murcia) o Mojácar (Almería).

Robinat se ha dedicado los últimos años a apagar los fuegos de la firma de inversión inmobiliaria, que cayó en el letargo. El ejecutivo ha tomado oxígeno con la puesta en marcha de Arum Group, sucesor corporativo de MedResorts y MedGroup.

Los Lavanchy mueven ficha

Ante la caída y recuperación de la firma, los suizos Lavanchy decidieron mover ficha a principios de año para completar uno de los negocios que más ilusionaban al patriarca del clan. Su nieto, Herni Nidegger (que trabaja en el golf), adquirió el capital de la sociedad que gestionaba la urbanización a Robinat y buscó un nuevo partner financiero para el proyecto hotelero. Se trata de la firma con sede en Madrid Amura Management Partners, de Javier Gómez-Acebo y Vicente Canosa.

Los nuevos dueños del complejo aún no han detallado cómo piensan impulsar el proyecto. Por el momento, se han limitado a reordenar el capital de la sociedad.