Políticamente IN-correcto

2 min
Viernes, 4.09.2015 23:00

Una de las peores cosas que ha traído la democracia en Cataluña, y por ende en España, ha sido la adopción de lo políticamente correcto como forma principal en la acción política. Según esa teoría, hay temas que se pueden pensar pero que no se pueden decir. Son temas ofensivos para el público en general. Curiosamente, hasta hace unas fechas, la independencia era uno de ellos.

Dejemos la corrección y expliquemos las cosas como son. La gente necesita saber toda la verdad. Luego, ya interpretarán y decidirán por si mismos

Recordemos, hace apenas 4 ó 5 años, hablar de independencia en Cataluña era una utopía. Sólo hay que tirar de hemeroteca para ver que incluso organizaciones como el partido de Artur Mas, el astuto, renegaban de esa palabra. Entonces era políticamente correcto centrar el tema en el pacto fiscal exclusivamente. 'Independencia' no era una palabra escrita en su diccionario.

Obviamente, uno puede cambiar sus ideas. Puede cambiar su vida, y hasta su forma de vivir. Uno, por suerte en esta vida, puede hacer lo que realmente le venga en gana... excepto, quizás, en política; ya saben, algo basado en ideas, conceptos sobre un sustrato de ideología habitualmente inmutable. Pero sorprende que, mientras unos violan lo políticamente correcto prostituyendo el concepto con palabras como democracia, pueblo o libertad, otros permanezcan impávidos mirando las estrellas.

Y quizás era sólo cuestión de tiempo que lo políticamente correcto fuera sustituido por lo incorrecto. No como forma de enfrentamiento --como algunos querrían-- sino como forma de explicar las cosas tal como son, o tal como unos creen que son. Por eso, dejemos la corrección y expliquemos las cosas como son. La gente necesita saber toda la verdad. Luego, ya interpretarán y decidirán por si mismos. ¿No somos la generación más preparada de la historia de Cataluña y de España? Pues por eso, si una cosa es caca, pipí, pedo y culo, no engañemos diciendo que "el aroma del lugar no permite una velada agradable". Digamos caca, pipí, pedo y culo. Si unos rompen lo políticamente correcto, hagámoslo todos. Creo que es bueno ser ahora políticamente IN-correctos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar