Soria reconoce la falta de atención del Gobierno con el 'procés'

El ministro de Industria justifica el descuido porque durante tres años el Consejo de Ministros priorizó la recuperación económica

4 min
El ministro de Industria, José Manuel Soria (en el atril), y el empresario Luis Conde (primero por la izquierda)
Cristina Farrés
Miércoles, 9.09.2015 16:42

La visita del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, a Cataluña este miércoles se tradujo en una defensa a ultranza de la política impulsada por el Gobierno central los últimos cuatro años. Ante el empresariado catalán reunido en el Círculo Ecuestre en una sesión con el foco puesto en la Recuperación sostenible, el político canario reconoció que el Gobierno no prestó la atención suficiente al crecimiento del independentismo en Cataluña y que descuidó el “escuchar en la calle, a las empresas y a las personas”. “No es un problema de política de comunicación, es un problema de política a secas”, manifestó.

Soria indicó que en los tres primeros años de la legislatura el Ejecutivo central puso todos sus esfuerzos en mejorar la situación económica del país e intentar superar la recesión en la que estaba sumida España. “Nos fijamos como objetivo la recuperación y descuidamos otra parte de las responsabilidades de los gobiernos”.

Queja de Luis Conde

El ministro respondió de esta forma a una petición que le vino desde el público, y no desde una persona cualquiera. Fue el cofundador y presidente de Seeliger y Conde, Luis Conde, quien le espetó a Soria que se sentía “desamparado y sin apoyo del Gobierno” como individuo no independentista cuando los partidos a favor del procés pretenden impulsar una declaración unilateral de independencia. “¿Qué hace el Gobierno cuando Cataluña va a ir a votar?”, manifestó el empresario que ha fichado a la líder del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, para que ejerza de headhunter en nombre de su grupo en la capital.

Según Soria, el avance del independentismo no es sólo una consecuencia de la falta de atención del Gobierno central a Cataluña. “Al mismo tiempo que se luchaba contra la recesión, el Gobierno de la Generalitat ha actuado con profunda deslealtad con España y Cataluña, ya que no debemos olvidar que la Generalitat es una institución del Estado”, manifestó.

Además de arremeter contra el Ejecutivo de Artur Mas, el ministro cargó contra el uso que se ha hecho de los medios públicos; un “colosal aparato propagandístico como yo no había visto nunca” que retorció la “realidad empírica” a su favor.

Cataluña independiente aislada internacionalmente

El ministro de Industria dedicó casi la mitad de su intervención ante los empresarios del Círculo de Economía a explicar que una eventual Cataluña independiente quedaría fuera de la ONU, la Unión Europea, la OCDE, el FMI, Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio porque no cumple con ninguno de los requisitos de todas estas instituciones para ser reconocida. Según su relato, el presunto Estado catalán tendría aún más problemas que Kosovo para conseguir cierto reconocimiento.

Soria defendió que no es un “pueblo colonizado, ocupado militarmente o al que se le niegue sistemáticamente los derechos fundamentales a los ciudadanos”. Imposibilidades políticas y jurídicas a las que se le unirían “lo que ha dicho los últimos días el primer ministro de Italia, Mateo Renzi; el presidente de la República Francesa, Françoise Hollande; la canciller alemana, Angela Merkel; y el premier británico, David Cameron”.

“La cuestión catalana siempre estará presente”, remarcó el ministro, que recordó una frase de un debate en el Congreso mantenido entre Azaña y Ortega en 1932: “Lo máximo a lo que podemos aspirar es convivir con ello”.