Telepizza pierde 50,5 millones en 2014

Uno de los establecimientos de Telepizza

La cadena madrileña Telepizza prevé volver a la senda de la rentabilidad en el presente año. Este retorno a los beneficios ocurre tras cuatro ejercicios consecutivos de pérdidas. A finales de 2014, entró en el accionariado de la compañía el fondo de capital riesgo norteamericano KKR, mediante la adquisición del 49%.

Tal desembarco sirvió para borrar de un plumazo 200 millones de euros de pasivo bancario con los intereses inherentes, que venían lastrando sobremanera los resultados financieros. Así mismo, con el refuerzo de un socio tan destacado, Telepizza pretende acelerar sus planes de expansión. Este año pondrá en servicio medio centenar de restaurantes y agilizará el crecimiento en los mercados internacionales.

La empresa ya está presente en 15 países, en particular en Iberoamérica, sobre todo en Colombia, Bolivia, Perú, Ecuador y Chile. Pero también tiene fuerte presencia en Polonia y recientemente penetró en Rusia. Las ventas en el exterior ya superan el 30% del giro total.

Telepizza, con 3.500 empleados en plantilla, está presidida por Pedro Ballvé, quien ocupa idéntico cargo en la cárnica Campofrío. El año pasado, el distribuidor de pizzas facturó en el mercado español 195 millones, un 7% menos. El resultado final se cifró en un déficit de 50,5 millones, frente a los tres millones, también negativos, de 2013. En el cuatrienio negro 2011-2014, la firma acumuló pérdidas por importe de 142 millones.