Una funcionaria afirma que el acta de adjudicación de Son Espases estaba amañada

La técnica del departamento de Sanitat ha ratificado que su jefe le ordenó redactar el acta de aprobación del contrato antes de que se hubiera aprobado

3 min
Margalida Ensenyat, en el centro de la fotografía, ha prestado declaración hoy ante el juzgado.
Carlos Ballfogó
Jueves, 24.09.2015 17:25

En una nueva jornada de declaraciones en torno a la adjudicación presuntamente irregular de las obras del hospital mallorquín de Son Espases, una de las técnicas que intervino en el proceso, secretaria del que fue presidente de la mesa de contratación, Juan Sanz (ya fallecido), ha apuntado cómo éste le instó a que redactase, antes de decidirse oficialmente la adjudicación, un acta para la concesión definitiva de los trabajos de construcción a favor de Dragados, una de las filiales de Florentino Pérez.

Margalida Ensenyat ha comparecido en calidad de testigo ante el juez José Castro y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y, durante el interrogatorio ha señalado además que el propio Sanz le entregó previamente un documento, el acta de adjudicación de las obras a OHL, inicialmente la empresa mejor puntuada, y le dijo que lo destruyera. 

Sorpresa por el adelanto

La testigo se ha ratificado de este modo en la declaración que en marzo de 2014 prestó ante Horrach en dependencias de la Policía Nacional, donde ya manifestó su "sorpresa" ante el hecho de que Sanz le facilitase el contenido que debía hacer constar en el acta que debía redactar. 

No obstante, aseguró que cuando la elaboró, no era consciente de que la mesa de contratación aún no se había reunido y que tampoco habían sido debatidas las distintas ofertas que concurrieron al procedimiento.

Todo apunta a Matas

La Fiscalía apunta a que el ex presidente del Gobierno balear y ex ministro Jaume Matas controló el proceso de adjudicación y fue la persona que ordenó amañar inicialmente el concurso a favor de OHL. Sin embargo, el hecho de que se filtrara a la prensa que ésta iba a ser con más posibilidades la empresa ganadora, así como el presunto pago de comisiones en el marco de este proceso, llevaron al ex mandatario autonómico a ordenar el cambio en la balanza. 

Según la confesión de la entonces consejera de Salud, Aina Castillo, el ex líder del PP balear le comentó que en caso de que la empresa de Florentino no se hiciera con la concesión, habría "problemas políticos". Dragados resultó finalmente adjudicataria de las obras y la explotación de la mayor infraestructura pública impulsada en el último mandato de Matas.

Rumores de apaño

De hecho, tal y como ha apuntado la secretaria del presidente de la mesa durante su declaración, dentro del propio Servicio de Salud de Baleares se comentaba que el concurso de Son Espases estaba amañado.

También durante esta jornada ha declarado ante el juez Castro la que fuera jefa de gabinete de Matas, María Umbert, quien durante su comparecencia ha recordado que fue el ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos quien le llamó para comentarle que el ex presidente estaba detrás del amaño del concurso del hospital.

No obstante, ha manifestado que De Santos le dijo que Matas estaba intentando manipular el procedimiento a favor de OHL, presidida por Juan Miguel Villar Mir, a pesar de que la oferta de esta constructora era cien millones de euros más cara que la de Dragados. Umbert ha manifestado que no pudo hacer nada al enterarse de ello puesto que se trataba tan sólo de "comentarios y rumores".