Cotización Ibex 35

Villar Mir asegura que no habló con Matas sobre Son Espases

El presidente de OHL afirma que, si hubo irregularidades durante la adjudicación del hospital, fueron por parte de la empresa de Florentino Pérez, finalmente ganadora del concurso

4 min
El hospital balear de Son Espases
Esther Ballesteros
Jueves, 17.09.2015 12:37

Con el firme objetivo de esclarecer las presuntas ilegalidades que rodearon a la adjudicación de las obras del hospital mallorquín de Son Espases y el supuesto pago de comisiones millonarias a cambio de la concesión de la mayor infraestructura impulsada durante la última legislatura de Jaume Matas, el juez José Castro continúa con la ronda de interrogatorios a quienes de una manera u otra estuvieron vinculados con el proceso.

Este jueves le ha tocado el turno al presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, quien ha comparecido en dependencias judiciales en calidad de imputado para asegurar durante su declaración que nunca habló con el ex presidente del Gobierno balear sobre este asunto como tampoco de ninguna otra contratación que el Ejecutivo autonómico tuviera en marcha.

Una hora de interrogatorio

El empresario ha hecho acto de presencia en los Juzgados de Vía Alemania una hora antes de lo previsto, pero no lo ha hecho solo, sino acompañado de varios escoltas y abogados.

Durante un interrogatorio que se ha prolongado una hora ha manifestado incluso que no tuvo conocimiento de que se estuviera tramitando la adjudicación, a pesar de que su empresa fue, por orden de Matas según algunas confesiones, la que inicialmente contó con la mejor puntuación para llevarse el concurso.

Conocimiento a través de la prensa

Según ha asegurado, se enteró de la participación de su empresa cuando se filtró en prensa que la suya iba a ser con toda probabilidad la constructora ganadora.

Este hecho, tal y como postula la Fiscalía Anticorrupción, hizo que el líder balear del PP echara atrás el proceso y ordenase reclamar, a fin de dar apariencia de objetividad al concurso, un informe al Consejo Consultivo de la Comunidad Autónoma, que consideró necesario consultar la opinión de varios colegios profesionales. El dictamen de éstos y las nuevas indicaciones de Matas, que según su ex consejera de Salud, Aina Castillo, le comentó que de no adjudicarse la construcción del hospital a Dragados --una de las filiales pertenecientes a Florentino Pérez-- “habría problemas políticos”, inclinaron finalmente la balanza a favor de la empresa del presidente del Real Madrid.

Apunta a ACS y Florentino Pérez

Villar Mir ha negado asimismo que, en su caso, pagase comisión alguna a cambio de la concesión de las obras y ha recalcado que, si se produjeron irregularidades, fueron por parte de Dragados, que se hizo con la adjudicación por 635 millones de euros, a pesar de que la construcción acabó costando a las arcas públicas hasta un total de 800 millones.

El presidente de OHL ya declaró a finales del pasado año, al ser interrogado en Madrid por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach --en cuyas manos se encontraban las investigaciones hasta que el pasado mes de julio decidió interponer la querella que dio inicio al periplo en sede judicial del caso Son Espases--, que ni Matas ni ningún otro responsable político le ha pedido jamás una 'mordida' si deseaba resultar favorecido con alguna obra pública.

Comisiones del 3%

Es en este contexto en el que el juez Castro intenta determinar si efectivamente el PP balear o el propio Matas reclamaron un porcentaje por la concesión del contrato para la construcción y explotación del hospital, tanto a OHL como a Dragados. Para ello cuenta con la declaración que efectuó en su día el ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos, quien aseguró que el ex presidente balear solía exigir un 3% en comisiones con cada adjudicación, y que con la de Son Espases no fue menos: hasta nueve millones habría exigido tanto a la mercantil de Villar Mir como a la de Florentino Pérez si querían hacerse con los trabajos de construcción.

Por otro lado, también Castro ha tomado declaración en esta misma jornada al asesor de la empresa externa que fue inicialmente contratada por el Gobierno balear para valorar a cada uno de los licitadores que concurrieron al proceso y que dio la mejor puntuación a OHL antes de que ésta fuese desbancada por Dragados. En su comparecencia, también como imputado, Luis Francisco Piña ha asegurado que no participó en la valoración de las empresas como tampoco en amaño alguno.