Air France identifica y sanciona a los sindicalistas que agredieron a sus directivos

Cinco de los seis detenidos serán juzgados el 2 de diciembre por el Tribunal Correccional de Francia 

2 min
Imagen del asalto de los sindicalistas de Air France a las oficinas donde se desarrollaban las negociaciones el 5 de octubre.
Redacción
Viernes, 16.10.2015 14:25

Air France ha suspendido de empleo y sueldo a los cinco sindicalistas identificados como los agresores de los directivos de la empresa que negociaban con el comité de empresa un plan de reducción de plantilla el pasado día 5.

La empresa ha podido dar con ellos gracias a un video grabado durante las agresiones, según ha informado el diario francés Le Parisien. El lunes, la policía francesa arrestó a seis personas, de las cuales cinco han sido puestas a disposición judicial habiendo sido reconocidas a través de videos en las agresiones sufridas por directivos.

Cinco detenidos

Cuatro de los detenidos, de entre 35 y 48 años, son empleados de la división de carga de Air France y el quinto es trabajador de Air France Industries. Los cinco son sindicalistas de la compañía.

De este modo, los cinco empleados, que serán juzgados por el Tribunal Correccional de Francia el día 2 de diciembre, han sido suspendidos de empleo y sueldo provisionalmente. Otros empleados identificados en las imágenes recibirán otro tipo de amonestaciones dependiendo de la gravedad de sus acciones.

El Estado es accionista

El Gobierno francés, que posee el 17,6% de Air France-KLM, ha asegurado que no habrá impunidad para los agresores y ha pedido diálogo entre los sindicatos y la aerolínea para evitar el plan de reestructuración anunciado por la compañía. La compañía, que sufre problemas financieros tras seis años de pérdidas, ha indicado que mantiene abiertas las negociaciones.

El día 2 de octubre, Air France-KLM anunció que suprimirá 2.900 puestos de trabajo --300 pilotos, 700 tripulantes de cabina (TCP) y 1.900 miembros del personal terrestre-- durante los próximos dos años, tras fracasar las negociaciones con los sindicatos para mejorar la productividad de la compañía.

Esta decisión provocó que el día 5, durante la presentación del plan de ajuste al comité de empresa, centenares de trabajadores irrumpieran en la reunión entre ejecutivos y representantes sindicales, en la que se estaba tratando el plan de reestructuración de la empresa, agrediendo a varios directivos de la aerolínea, que tuvieron que huir descamisados escalando vallas.