Aires asiáticos en la oferta del Dry Martini

Carlos Tejedor se incorpora a la cocina de los dos restaurantes de la célebre cocktelería barcelonesa de Javier de las Muelas

2 min
Carlos Tejedor y Javier de las Muelas. Al fondo, la fotografía de Eugenio Recuenco 'Nacimiento del Dry Martini'.
Paula Ferrer
Miércoles, 14.10.2015 11:24

La oferta de restauración del mítico Dry Martini, el único bar español que figura en la relación de los 50 mejores bares del mundo, acaba de dar un paso hacia la cocina asiática, la gran tendencia gastronómica del momento. Y lo ha hecho de la mano del chef Carlos Tejedor, el cocinero que conservó durante ocho años la estrella Michelin del lujoso Via Veneto, también de Barcelona.

Dry Martini, propiedad del empresario de la restauración Javier de las Muelas, incorpora dos propuestas culinarias. La más formal es la de Speackeasy, situado en el almacén de licores de la coctelería y concebido como un restaurante clandestino en homenaje a los garitos de Chicago y Nueva York que nacieron al amparo de la ley seca en Estados Unidos. Y The Academy, el más moderno y creado como espacio para la formación de nuevos talentos del cocktail.

Un nuevo aire

Desde principios de octubre, el equipo de Tejedor lleva la cocina de ambos locales. En el primero de ellos, le da un toque genuino, más internacional, a los platos ya consagrados de la casa, como el consomé de nécora, las tortillitas de camarones, bacalao confitado, el ragôut de calamar y alcachofa, el chateaubriand y el steak tartar, entre otros.

ConsoméEn The Academy incorpora una oferta de producto local, pero elaborado según la fusión de la cocina china y la peruana, la Chifa, una forma de hacer algunas elaboraciones, como los caldos y las sopas, que nos retrotrae a los sabores de la infancia.

Asia en alimento y cocktail 

Los platos más característicos del Academy bar kook son la ensalada de ramen, el ceviche, la costilla de cerdo Duroc, la gamba-bun cilandro, el huevi y bacon ahumados con el josper, especialidades preparadas con la idea del maridaje coctelero.

La idea es lanzar una línea de coctelería asiática que encaje bien con esos platos, aunque dado que el cocktail es genuinamente europeo, se trata de elaborar nuevas preparaciones con productos de Asia, pero con las técnicas de aquí, como son el clásico Bloody Mary, o los más atrevidos como el Geisha Heart, Indonesian lemonade, Lost in Translation, Orient_Expresso o el Wasabi Mule.

Carlos Tejedor inició su periplo internacional abriendo el primer restaurante de tapas del Hotel Savoy en Londres, luego fue el chef de Via Venetto, y en los últimos años ha desarrollado su propio proyecto alrededor del aceite de oliva, muy centrado en los mercados asiáticos. También es el director gastronómico del macroproyecto El Nacional, de Barcelona, que está a punto de abrir una segunda versión donde estuvo el teatro Capsa.