Así se transformó Fujifilm de grupo fotográfico a biotecnológica

La firma japonesa dispone de 3.700 millones para nuevas adquisiciones y avanzar en la producción de fármacos contra alzhéimer, cáncer, antivirales y medicina regenerativa en 2018

2 min
Takaaki Kurose, presidente de Fujifilm Europa, Antonio Alcalá, director general de la empresa en la península ibérica, y Gustavo Caspueñas, director médico para Iberia.
Cristina Farrés
Martes, 27.10.2015 11:30

Fujifilm es una marca asociada a la película fotográfica que ha conseguido mantenerse a flote tras el auge del mundo digital que ha hundido a los competidores. A pesar de su nombre, actualmente el grupo ha pasado página de lo que fue tradicionalmente su negocio core para reciclarse en firma biotecnológica.

Ha sacado la billetera y, tras una intensa política de adquisiciones, se ha situado como un player destacado con objetivos tan ambiciosos como la salida al mercado de fármacos específicos contra el alzhéimer, el cáncer, antivirales y la medicina regenerativa en 2018.

El grupo japonés ya ha dedicado 5.000 millones de euros entre 2010 y 2014 a este fin. Las inversiones en el área de salud supondrán la inyección de 3.700 millones más entre 2015 y 2017.

España, al margen de las inversiones

El foco está puesto en comprar compañías del mid-market que completen la tecnología de la multinacional y que le ayude a acelerar los procesos de certificación médica. Además, se espera incrementar la productividad de los departamentos de I+D situados en las factorías de Tilburg (Holanda), Palo Alto (EEUU) y Japón.

España no se beneficiará de esta lluvia de millones al ser un territorio únicamente comercial. La dirección de Fujifilm ha implementado el Plan Sequoia en la región Iberia (incluye también Portugal), pero el objetivo es sólo comercial: pasar de 68 a 100 millones de facturación en tres años y reforzar la plantilla, que actualmente cuenta con 140 personas.

‘Healthcare’, el 30% de la facturación

La división de healthcare supone el 16% de la facturación total de Fijifilm, que alcanza los 18.000 millones. Se espera que en el ejercicio en curso las ventas avancen el 3,5%. En cuanto a los beneficios, se quedan en 1.300 millones y la previsión de incremento es del 10,2%.

Con el crecimiento global de la compañía, el negocio de la salud supondrá el 30% de los ingresos de Fujifilm y se convertirá en una de sus áreas más relevantes. Allí también se incluyen los productos cosméticos que ya se venden en Japón, que explotan la experiencia en la oxidación y el uso del colágeno en los carretes fotográficos.

Fijifilm participa esta semana en el congreso UEG Week que se desarrolla en el recinto de Gran Via de Fira Barcelona. Se trata del evento más importante en Europa en trastornos digestivos que congrega más de 14.000 expertos de todo el mundo.