Bruselas forzará la devolución de ayudas públicas a Fiat y Starbucks

La Comisión Europea reclamará a los dos gigantes que reviertan los acuerdos fiscales ventajosos concedidas por los gobiernos de Luxemburgo y Holanda

2 min
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager
Redacción
Martes, 20.10.2015 17:23

La Comisión Europea moverá este miércoles ficha ante los escándalos de las ventajas fiscales que ciertas multinacionales recibieron de varios estados miembro. De entrada, exigirá a la automovilística italiana Fiat y el gigante de las cafeterías estadounidense Starbucks la devolución de ayudas públicas concedidas por los gobiernos de Luxemburgo y Holanda, respectivamente.

Los acuerdos que ambos ejecutivos firmaron con las compañías les permitieron pagar menos impuestos de los debidos, informa Financial Times. No son las únicas empresas y gobiernos que están bajo la lupa del gobierno comunitario: Apple y los acuerdos que mantenía el grupo en Irlanda también se revisan en profundidad, entre otros.

Fiscalidad

La Comisión Europea puso en marcha las investigaciones contra las multinacionales tras la denuncia a través de los medios de comunicación de que determinadas empresas se habían beneficiado de importantes reducciones de impuestos gracias a decisiones anticipadas en materia fiscal (las tax rullings) adoptadas por las autoridades fiscales nacionales. Estas prácticas pueden incluir ayudas públicas ilegales, ya que la imagen de sus finanzas no es la real.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, anunció en mayo que Bruselas no había podido recabar la información necesaria en la investigación para cumplir con el plazo comprometido de cerrar la pasada primavera los cinco primeros expedientes.

65 casos investigados

Estos afectaban a los que Luxemburgo firmó con Amazon y Fiat, un caso muy polémico ya que la rubrica de los pactos la estampó el actual presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker; el de Irlanda con Apple y los que Starbucks consiguió en Holanda y Bélgica.

Con todo, el Ejecutivo comunitario sigue con atención otros "65 casos, que afectan a quince países", tal y como avisó Vestager. La Comisión no tira la toalla en reclamar las falsas ventajas fiscales que han recibido las multinacionales gracias a la permisividad de los Gobiernos.