Colau disminuye el peso de los comerciantes en la comisión de las terrazas

El Ayuntamiento incluye a un representante de las asociaciones de vecinos, que consideran "exageradas" las críticas del sector de la restauración a la normativa

3 min
Terrazas de locales en la plaza del Sol de Barcelona, en el barrio de Gràcia.
Carles Bellsolà
Martes, 13.10.2015 20:10

El Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona ha publicado este martes la decisión previa del Ayuntamiento de Barcelona de ampliar en dos miembros la composición de la Comisión Técnica de Terrazas. Los nuevos miembros serán un representante de la Federació d'Associacions de Veïns Veïnes de Barcelona (FAVB) y otro de Foment de les Arts i el Disseny (FAD). La ampliación, que decidió en julio la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con un decreto de alcaldía, queda sometida ahora a información pública durante 30 días, tras los cuales quedará aprobada definitivamente. El Ayuntamiento ha resaltado a este medio la inclusión del representante de la FAVB, que tiene como objetivo "dar voz a los vecinos".

La comisión Técnica de Terrazas es un órgano consultivo, con participación del propio Ayuntamiento y "sectores sociales y profesionales", que se ocupa de los aspectos técnicos de aplicación de la normativa que regula las terrazas de establecimientos en las calles de la ciudad. Pero también tiene el encargo, desde julio, de elaborar una propuesta de modificación de la polémica norma. Por lo cual la composición y los equilibrios internos de la comisión tienen su importancia. Y este equilibrio ha variado para restar peso a los comerciantes.

Los equilibrios de la comisión

La comisión la integrarán ahora 15 personas, nueve representantes del Ayuntamiento, cuatro de los comerciantes -Gremio de Restauración, Consejo de Gremios, PIMEC y Gremio de Panaderos-, más los dos nuevos miembros de la FAVB y los diseñadores. Si bien el Ayuntamiento siempre ha sido mayoritario en la comisión, y los comerciantes nunca lo han sido, ahora estos tendrán menos peso.

Hasta esta nueva modificación, los comerciantes contaban con cuatro de 13 representantes. Con el matiz de que tres de los miembros municipales --dos de la Gerencia de Empleo, Empresa y Turismo, y el Comisionado de Comercio, Consumo y Mercados-- se suponen más receptivos a sus peticiones.

Nada favorable a las tesis del sector de la restauración parece, por contra, la FAVB. Su presidente hasta este verano, el ahora diputado y cabeza de lista de Catalunya sí que es pot, Lluís Rabell, calificó en julio las quejas de los comerciantes por la normativa de las terrazas de "exageración" y "demagogia. "Hay que encontrar un equilibrio entre las necesidades de los comerciantes y el hecho de que el espacio público ha de permanecer como tal", declaró entonces.

Una polémica norma de Trías que le ha explotado a Colau

La controvertida normativa que regula las terrazas la aprobó en diciembre de 2013 el anterior equipo de Gobierno del convergente Xavier Trias, con el apoyo del PP. Pero a quien le ha estallado la polémica es a la actual alcaldesa, Ada Colau. Y es que Trias aprobó su norma con una moratoria y una entrada paulatina en vigor, y durante su mandato no se llegaron a aplicar seriamente sanciones a los establecimientos que la infringían.

Para acabar de complicar el panorama, la mayoría de partidos del consistorio --BComú, C's, ERC, PSC e incluso el PP-- critican la norma y aprobaron en julio modificarla. Aunque por motivos diferentes: mientras unos se inclinan por dar más facilidades a los restauradores, otros consideran que hay que limitar las terrazas porque esto supone ocupar el espacio público. El mes pasado, el Ayuntamiento encargó a la Comisión Técnica de Terrazas una propuesta de modificación de la ordenanza que "haga compatible el encaje entre la actividad económica vinculada al espacio público y los usos ciudadanos".

Comentar