Condena a CatSalut a pagar 29.000€ por no administrar un anticoagulante

El médico descartó el medicamento a un paciente de riesgo que un mes después de la operación sufrió un tromboembolismo pulmonar

2 min
Hospital General de Mataró donde fue operado de una rodilla el paciente.
Redacción
Lunes, 26.10.2015 12:05

Un juzgado de Barcelona ha condenado al Servei Català de la Salut (CatSalut) a pagar una indemnización de 28.919 euros por no pautar un anticoagulante a un paciente tras una intervención de artroscopia de rodilla, lo que le causó un tromboembolismo pulmonar que estuvo a punto de causarle la muerte, según la sentencia que da la razón al Defensor del Paciente.

El paciente, de 62 años, se sometió en enero de 2012 a una intervención quirúrgica en el Hospital de Mataró (Barcelona), y el facultativo responsable decidió no administrarle el tratamiento anticoagulante post-operatorio por no considerarlo necesario, pese a que había factores de riesgo como el procedimiento quirúrgico, la edad y tener venas varicosas en la pierna intervenida.

Según la sentencia, consultada por Europa Press, al cabo de un mes de la operación, el paciente presentó dolores en el costado izquierdo, que inicialmente se diagnosticaron como problemas musculares, pero resultaron ser un "tromboembolismo pulmonar izquierdo con infarto pulmonar y embalsamiento pleural izquierdo y probable trombosis venosa profunda".

Esta situación requirió internamiento hospitalario y tratamiento anticoagulante posterior prolongado en el tiempo, que ha dejado secuelas en el paciente, como una insuficiencia respiratoria e insuficiencia venosa post-traumática, pasando a ser un paciente de alto riesgo para futuras intervenciones quirúrgicas.

La sentencia reconoce la relación de causalidad entre la omisión indebida de la administración de tratamiento anticoagulante tras la intervención quirúrgica: "No se agotó la diligencia que era exigible a los servicios médicos conforme a la lex artis en ese supuesto, con el fin de evitar que pudiera ocurrir lo que al final tuvo lugar".

También señala la responsabilidad médica por falta de consentimiento informado: "No se dio la oportunidad al paciente de poder decidir libremente y con pleno conocimiento si quería operarse o no, y en el primer caso, en qué condiciones y con qué riesgos querría hacerlo", por lo que vincula las consecuencias sufridas con la información que no se proporcionó al enfermo.