El 82% de los profesores enseñan en el mismo centro donde estudiaron

Una muestra de la elevada endogamia de las universidades españolas es que sólo tres de cada cien enseñantes son extranjeros

1 min
Un grupo de profesores sirios que participaron en un curso organizado por la UIMP, una de las universidades españolas con programas internacionales.
A. M. Y.
Sábado, 10.10.2015 22:52

La estampa de una universidad con menos presupuesto, más tasas, menos becas y la reforma guardada en un cajón se completa con otros dos datos oficiales sobre su endogamia: el 97,6% del profesorado es de nacionalidad española y el 82% ha leído su tesis doctoral en la misma institución en la que imparte enseñanza o investiga.

Además, para rematar la endogamia se ha establecido la figura del candidato oficial para ocupar una plaza vacante, lo que disuade a muchos de concursar.

Los especialistas consideran que, junto a una mayor dotación de dinero público (idea fija de los rectores y su clientelismo), es decisivo un profesorado más idóneo y la atracción y premio del conocimiento y la excelencia.

Sólo un centro entre los 200 mejores del mundo

Su ausencia revela que, según el último Ranking de Shanghái, España sólo ha logrado situar una de sus 82 universidades, la Universidad de Barcelona (UB), entre las 200 primeras del mundo. Mientras, países como Corea, Singapur, Arabia Saudí tienen algunas entre las 100 primeras.

Tampoco ha conseguido la universidad española, de las más antiguas de Europa, alumbrar un premio nobel en ciencias en los últimos 100 años (Severo Ochoa era estadounidense). La Escuela Normal Superior de París contabiliza 12, y Argentina dos y medio (Houssay, Leloir y Milstein, que tenía doble nacionalidad).