El Consejo de Ministros aprueba el decreto de autoconsumo eléctrico

La norma ha sido polémica desde el principio

2 min
Trabajadores instalando paneles solares.
Redacción
Viernes, 9.10.2015 17:20

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto sobre autoconsumo, una de las últimas piezas del puzzle de la reforma eléctrica llevada a cabo por el Gobierno del PP a lo largo de la legislatura. La norma ha estado envuelta en gran polémica desde el principio, con acusaciones de consumidores, sector fotovoltaico y ecologistas, que acusan al Ejecutivo de poner trabas a las energías renovables.

El Ejecutivo opina todo lo contrario. En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró que este real decreto que regula las condiciones para realizar el autoconsumo tiene por objetivo "impulsar la generación distribuida" y "darle un impulso a la utilización de las energías renovables".

Impuestos por instalaciones no aisladas

La parte más polémica de la norma es la que establece impuestos para los autogeneradores de energía eléctrica --es decir, para todo aquel que instale en el tejado de su casa placas solares--, en el caso de que, a la vez, esté también conectado a la red eléctrica convencional.

Esta modalidad, generar la propia electricidad sin desconectarse de la red, es de hecho la habitual en el entorno europeo, y la más económica para los usuarios, puesto que requiere una inversión menor. Así, en lugar de tener que instalar costosas --y voluminosas-- baterías para poder consumir de noche la electricidad generada por el sol de día --o en días sin viento, en el caso de la energía eólica--, el autogenerador simplemente recurre a pagar la red convencional.

Las razones del Gobierno

El Gobierno considera que estos autogeneradores-consumidores tienen que "contribuir a los costes generales del sistema". Y cita "la deuda generada en el pasado" –el tabmién muy polémico déficit de tarifa--, la "solidaridad con los sistemas extrapeninsulares, donde la generación es más cara" y los "costes de respaldo". También señala que el autogenerador conectado a la red debe asumir la parte que le corresponda de "incentivos a las renovables". Aunque este autogenerador, de hecho, produce energías absolutamente renovables.

Están exentas de estos pagos las instalaciones de las islas, así como las de potencia contratada de hasta 10kW.

El titular de Industria ha subrayado una de las concesiones de última hora de la normativa: que el autoconsumidor no pagará el importe de la energía, ni los impuestos, ni los peajes, en el caso de que su instalación no este "enganchada a la red". Aislada o no, sí pagará por otros conceptos, como el déficit de tarifa y la infraestructura eléctrica.

Comentar