El 'cupaire' Julià de Jódar presidirá la Mesa de edad del Parlament

Es el diputado electo de la CUP más proclive a investir a Mas

2 min
Fotomontaje de representantes de la CUP con una imagen de su diputado electo Julià de Jòdar.
Redacción
Miércoles, 21.10.2015 18:30

Las fechas de nacimiento de los 135 diputados electos del Parlament van a hacer posible una curiosa circunstancia. La Mesa de edad del Parlament, el órgano transitorio que ejerce las funciones de la Mesa definitiva hasta que se constituye esta, la presidirá un miembro de la CUP. Que, además, es el que más se aparta de la línea del partido de no investir a Artur Mas como president.

La Mesa de edad del Parlament, que se formará el próximo lunes, en la sesión de constitución de la Cámara, la presidirá el cupaire Julià de Jódar, el más veterano de los diputados de todos los grupos, con sus 72 años. Jódar, independiente y número 7 de la lista de la CUP en Barcelona, es un novelista de acreditada trayectoria, que en los comicios de 2012 había dio un apoyo solo simbólico a la CUP, al cerrar su lista por Barcelona.

Dudó en público de la línea de su partido

Jòdar fue el primer cupaire que dudó públicamente de la conveniencia de no investir a Mas, en contra de la línea general de su partido. "No caigamos en el sectarismo de clase y no demos carnaza al Estado: Mas es imputado por haber desobedecido el 9N y, en esto, es uno de los nuestros", escribió en la red social Twitter justo después de conocerse la imputación de Mas por organizar la consulta del 9N

El diputado cupaire hizo estas afirmaciones en plena campaña de presión del entorno convergente a la CUP para que aceptara investir a Mas. De hecho, se convirtió en el blanco preferido de las presiones. Por su carácter de intelectual e independiente, y también por su edad, considera a priori que es más difícilmente controlable por su partido que otros correligionarios. Hasta el punto que no se descarta un eventual transfuguismo en la investidura.

Completarán la Mesa de edad los dos diputados más jóvenes: Gerard Gómez, de Junts pel sí, y Joan Giner, de Catalunya sí que es pot, ambos de 26 años.