El grupo ruso que nunca existió

El Grupo Torres animó a los inversores españoles con el ejemplo de la planta que le había vendido al ruso Rovner, que en realidad no era más que otro que mordió el anzuelo

2 min
Julio Torres durante la presentación de su empresa en Georgia, donde también quiso instalar una planta de kurata.
Carlos Quílez
Domingo, 11.10.2015

Julio Torres fingió contactos y precontratos con “renombrados” empresarios rusos para convencer a los inversores españoles de las ventajas de participar en el proyecto de construcción de plantas de biocombustible producido a través del llamado método kurata.

Así se expresan los denunciantes en la querella criminal admitida a tramite por el juez de instrucción número 4 de Madrid ante la presunta estafa de más de 15 millones de euros, recaudados bajo supuestos engaños, por Julio Torres Vérez, máximo responsable del mayor holding español de empresas dedicadas al negocio del biocombustible y de Cartera Kairos.

Acuerdo con un grupo desconocido

“Afirma que ha firmado con el Grupo Rovner la venta de un instalación para la antigua URSS, por 585 millones de euros. Sin embargo no existe información en fuentes públicas sobre la construcción de plantas kurata en Rusia ni tampoco ha sido posible identificar al grupo Rovner. En cambio, sí se ha podido identificar a un empresario ruso de apellido Rovner que dice haber invertido 1,2 millones en uno de los proyectos de la familia Torres y que también se siente engañado por los querellados”.

Los denunciantes dicen que desde 2010 hasta hoy todo han sido excusas y pretextos para no justificar la paralización de los proyectos en los que se han invertido más de 15 millones. Es más, según la denuncia, Julio Torres, lejos de rectificar, ha protagonizado una huida hacia adelante, requiriendo, bajo nuevos engaños, más dinero para otras inversiones relacionadas con plantas de biocombustible a través del sistema kurata, que nunca se han llevado a cabo.

Embargo cautelar

Los querellantes piden al juez que embargue de forma cautelar los bienes de la familia Torres Vérez. El juez quiere tomar antes declaración a los imputados para resolver esta petición.

El método kurata es, sobre el papel, un sistema para obtener combustibles mediante el tratamiento de residuos fósiles y orgánicos a través de un proceso de ondas cuánticas.