El juez Castro ata vínculos entre Son Espases y Génova

El magistrado requiere información al PP sobre las obras en su sede

2 min
Sede nacional del PP, en la cálle Génova de Madrid.
Carlos Ballfogó
Lunes, 26.10.2015 16:08

Tras varios meses con la lupa puesta sobre el presunto amaño en la adjudicación de las obras del hospital mallorquín de Son Espases y el supuesto pago de comisiones millonarias por parte de los empresarios que concurrieron al proceso, el juez José Castro ha decidido dar el salto a la calle Génova, en Madrid.

El magistrado ha abierto una nueva línea de investigación dirigida a esclarecer la conexión existente entre la concesión de los trabajos de construcción de la mayor infraestructura pública impulsada bajo el último mandato de Jaume Matas (2003-2007) y la financiación de la reforma de la sede del PP nacional.

El juez pide un listado de las obras

Para ello, Castro ha acordado requerir a la presidencia nacional del partido un listado de las obras de remodelación llevadas a cabo en sus instalaciones –más en concreto, entre los años 2002 y 2010–, las empresas contratadas y subcontratadas para ello y las facturas que acrediten los pagos efectuados. Y reclama a la formación que lo haga "en el menor tiempo posible".

La razón, según partes del proceso judicial, es averiguar si los trabajos realizados en la sede fueron pagados por un precio menor al que correspondía, o incluso si el PP no tuvo que abonar nada por ellos, siempre que los empresarios que intervinieron en los mismos pudieran obtener 'tajada' en la adjudicación de Son Espases.

Sin embargo, no será hasta que Castro reciba la documentación cuando se conozcan con detalle las pretensiones del magistrado, que podría, dependiendo de lo que arroje la información, citar a declarar a los posibles implicados en estas nuevas pesquisas.

El contrato de Mallorca, para Florentino Pérez

El contrato para la construcción y explotación de la instalación sanitaria acabó en manos de una de las filiales de ACS, Dragados, tras un procedimiento plagado de supuestas irregularidades en el que inicialmente OHL se postulaba como ganadora al presentar la mejor oferta a nivel técnico y económico. Finalmente, la empresa de Florentino Pérez se hizo con la concesión por 635 millones de euros.

Según puso de manifiesto uno de los 'arrepentidos' de la causa, el exconcejal de Urbanismo de Palma Javier Rodrigo de Santos, el PP de Matas llegó a exigir nueve millones de euros a cambio de la adjudicación de las obras de Son Espases. De hecho, señaló ante Castro que era habitual que la formación reclamase un tres por ciento en comisiones por cada contratación pública que salía a concurso, con la connivencia del PP nacional.