El PP afirma que Barcelona pierde 195 millones con la renuncia de transformar la torre Deutsche Bank en hotel

Alberto Fernández manifiesta que la moratoria turística de la alcaldesa Colau ha sido un “tapón para la economía de Barcelona”

2 min
Redacción
Jueves, 1.10.2015 18:17

La decisión de los promotores del hotel Deutsche Bank de Barcelona de tirar la toalla y transformar el proyecto en un edificio de viviendas de lujo y comercios ha provocado que Barcelona deje de ingresar 195 millones de euros, según los cálculos del PP.

El líder de los conservadores de la ciudad, Alberto Fernández Díaz, ha manifestado este jueves que el Ayuntamiento dejará de ingresar 9,5 millones por la compensación económica de la iniciativa hotelera; la fundación Pere Relats pierde 8,8 millones por la venta del edificio Mas Riera, que debía convertirse en equipamientos públicos y la entidad Lluïsos de Gràcia se queda sin el millón de compensación que recibía por transferir su edificabilidad que necesitaba el rascacielos situado entre el paseo de Gràcia y la avenida Diagonal al convertirse en hotel, entre otros.

Sin 400 empleos directos

Fernández Díaz declaró que también se pierden “400 puestos de trabajo directos de la ciudad y que una de las cadenas más importantes del mundo, con hoteles en las principales capitales europeas como Londres, París, Milán, Florencia o Moscú se instale en Barcelona”.

Culpa directamente a la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, por convertirse en un “tapón para la economía de Barcelona” con su moratoria en licencias turísticas, una política que tiene los días contados por el rechazo de toda la oposición. El Gobierno de BComú está en minoría y si el resto de fuerzas locales votan en contra de la iniciativa deberá renunciar a ella.

Transferencia a Lluïsos de Gràcia

El líder del PP local exige a Colau que, como responsable directa de la pérdida de inversiones para la ciudad, el Ayuntamiento “transfiera un millón de euros a los Lluïsos de Gràcias para que pueda encarar su proyecto social y de barrio”. Sin esta inyección de capital el futuro de la entidad está comprometido, indica Fernández Díaz.