El PP puede quedarse fuera de la Mesa del Parlament

El reparto de los puestos del órgano rector de la Cámara autonómica es la primera batalla que se producirá en un escenario de fragmentación inédito hasta ahora

4 min
Sesión constitutivo del Parlament de la décima legislatura, en diciembre de 2012
Alejandro Tercero
Sábado, 3.10.2015 23:58

Una de las primeras cuestiones que se deberá dilucidar tras las elecciones del 27S es el reparto de los puestos en la Mesa del Parlament, un órgano fundamental en el funcionamiento diario de la Cámara autonómica.

Las diferentes formaciones con representación parlamentaria deberán pactar (o no) quién será el presidente y quién ocupará las dos vicepresidencias y las cuatro secretarías de la Cámara autonómica. En total, siete plazas, que se escogerán en la sesión constitutiva del Parlament que, en principio, tendrá lugar dentro de tres semanas. Y todo apunta que las negociaciones hasta entonces serán arduas.

JxS, pendiente de un acuerdo con la CUP

A diferencia de lo ocurrido en las anteriores legislaturas, los resultados obtenidos el 27S --con un Parlament extremadamente fragmentado (Junts pel Sí, 62 escaños; C's, 25; PSC, 16; CSQEP, 11; PP, 11, y CUP, 10)-- abren la puerta a múltiples posibilidades.

En la primera votación se elige al presidente de la Mesa y, en caso de que para entonces no haya habido un acuerdo de investidura entre JxS y la CUP, dará una pista de cómo están las negociaciones entre ambas formaciones.

Aunque es altamente improbable que C's, PSC, CSQEP y el PP (que suman 63 parlamentarios) logren consensuar un candidato alternativo, no es razonable que JxS acuda a esa votación sin garantizarse el apoyo de la CUP --o al menos de dos se sus diputados-- para asegurarse la presidencia de la Cámara (que, según fuentes conocedoras de las negociaciones, podría ser para ERC; posiblemente para Marta Rovira).

C's y PSC, el pacto más natural

La más que probable contrapartida de ese acuerdo sería la presencia de la CUP en la Mesa, ya sea en forma de una vicepresidencia o de una secretaría.

En todo caso, los 72 votos de JxS y de la CUP podrían dejar a C's sin una de las preciadas vicepresidencias, lo que les obligaría a estos a pactar con otras fuerzas constitucionalistas para conseguirla.

Uno de los acuerdos que más enteros ganaría en ese escenario sería el de C's y PSC (ambos suman 41 diputados). Los socialistas podrían votar a C's para asegurarse la vicepresidencia segunda, y estos apoyar al PSC para conseguir una secretaría. A ellos se podría sumar CSQEP.

La CUP puede dejar a CDC sin vicepresidencia

En ese caso, la Mesa resultante tendría la presidencia de JxS (posiblemente ERC), una vicepresidencia de JxS (CDC), otra de C's, y las cuatro secretarías se las repartirían JxS, CUP, PSC y CSQEP.

Incluso la CUP podría exigir a JxS una vicepresidencia, lo que relegaría a CDC a quedarse con dos simples secretarías (hasta ahora, CiU siempre había ocupado la presidencia o una vicepresidencia, incluso durante los tripartitos).

El PP, preocupado

A partir de ahí, las alternativas son variadas. Por ejemplo, un pacto de JxS, la CUP y CSQEP podría blindar las dos vicepresidencias y evitar que la consiga C's. Salvo que estos reciban el apoyo del PSC y del PP.

Lo que sí parece claro es que cualquier opción que incluya un acuerdo entre JxS y la CUP dejaría al PP fuera de la mesa del Parlament; una posibilidad que en esta formación consideran como “antidemocrática”.

Contrapartidas en el Congreso

En ese sentido, desde el PP recuerdan que en ninguna de las diez legislaturas anteriores se ha realizado ningún pacto para favorecer la presencia en la Mesa de una formación (como la CUP) en detrimento de otra (en este caso el PP) que tenía más diputados. E insisten en que, si el reparto de cargos se hiciese sin acuerdo y por el método de los restos mayores, les tocaría un representante.

Además, tras las generales del 20D, CDC también deberá negociar con los principales partidos su presencia en la Mesa del Congreso, algo que, sin duda, el PP pondrá en la mesa de negociación.

Comentar